Especialistas de la Fich presentaron los alcances del radar meteorológico

En la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la UNL se creó una estación de recepción de datos del radar meteorológico que tiene el Inta en la ciudad de Paraná. Desde allí las tormentas se podrán detectar y describir con antelación.

Especialistas de la Fich presentaron los alcances del radar meteorológico

Muy pronto, puesto a que se encuentra en su fase experimental de funcionamiento, un radar meteorológico permitirá detectar la llegada de tormentas o precipitaciones en nuestra zona y, lo más importante, anticipar cómo será su intensidad, características y hasta cantidad de agua caída.

El radar, propiedad del Inta de Entre Ríos, está ubicado hace algunos años en Paraná y lo novedoso para Santa Fe es que, a través de la firma de un convenio entre varios actores, se creó una estación de recepción de datos en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la UNL, sita en la Ciudad Universitaria de El Pozo.

Esta mañana, en la sala de conferencias de la Fich, los docentes investigadores Norberto García y José Luís Macor realizaron una demostración de las capacidades y los productos hidrometeorológicos que pueden obtenerse del radar instalado en el Inta Paraná.

Consultado por El Litoral, uno de los especialistas, el doctor Norberto García, manifestó que "el radar meteorológico es un instrumento de medición indispensable para poder reconocer la llegada de tormentas, lluvias intensas, granizo, turbulencias en la atmósfera, entre otras cosas".

"Las ventajas del radar meteorológico es que uno puede ver cuando una tormenta se va aproximando con una anticipación de entre 2 y 4 horas con seguridad y capaz que hasta 6 también", dijo García. Y agregó: "Supongamos que estamos viendo la entrada de una tormenta por San Francisco, provincia de Córdoba, cuya trayectoria es Rafaela, Santa Fe... Desde la estación de datos de la facultad podremos seguirla, medir a qué velocidad viene y hasta estimar la cantidad de agua que puede llegar a caer".

El alcance efectivo del radar es de 240 km. "La tierra es curva, por eso no es más efectivo más allá de esa distancia", explicó el especialista.

Menores problemas

El intendente Mario Barletta asistió a la presentación de esta mañana. En diálogo con la prensa, destacó que la ciudad cuente con tal tecnología sobre todo para poder actuar ni bien se conozca un pronóstico y de esa manera contribuir a que las consecuencias de un temporal sean menores.

"El año pasado se suscribió en el Ministerio de Aguas un convenio entre la Facultad de Ciencias Hídricas de la UNL, el Instituto Nacional del Agua, el Inta de Paraná, el gobierno provincial y el gobierno local para hacer posible en nuestra ciudad el desarrollo de este instrumento tecnológico que, sin lugar a dudas, será de mucha utilidad porque en la medida en que sepamos con mayor anticipación la dimensión y el momento en que se van a producir los fenómenos meteorológicos tenemos mayores posibilidades de prepararnos", fueron las palabras del intendente Barletta.

Próximos pasos

Las próximas instancias previstas para que la estación de recepción de datos comience a funcionar a pleno, es decir esté operativa, consisten en calibrar el radar, es decir transformar los colores que muestra en cantidad de lluvia, y luego organizar la información de manera adecuada para que los organismos públicos involucrados hagan uso de ella.

Cabe aclarar que la Fich utilizará los datos exclusivamente para tareas de investigación, mientras que su uso con fines operativos y en tiempo real será responsabilidad exclusiva de los organismos provinciales y municipales competentes.

Crecida del Paraná

El subsecretario de Protección Civil de la Provincia, Marcos Escajadillo, fue uno de los asistentes a la presentación del radar meteorológico. Consultado por la prensa sobre la crecida del río Paraná, refirió que "el pico máximo de la crecida se estaría dando el 27 de noviembre y sería de 4,50 metros". "Esto es un pronóstico. Seguramente, con este nivel de lluvia va a haber algunas modificaciones pero que no traerían mayores dificultades", dijo.

/// el dato

Relevante para la zona

El radar utilizado en meteorología permite localizar lluvias, calcular sus trayectorias y estimar sus tipos, es decir, nieve, granizo, entre otras. Además, los datos tridimensionales que registra pueden analizarse para extraer la estructura de las tormentas y su potencial de trayectoria y daño. Finalmente, los ecos de precipitaciones y de atmósfera clara del radar permiten estimar la dirección y velocidad del viento en las zonas bajas de la atmósfera.

En una zona como Santa Fe, caracterizada por la ocurrencia de lluvias convectivas, es decir con presencia de granizo, la información que brinda el radar meteorológico se torna relevante ya que permite alertar a la población con una antelación de entre 2 a 4 horas y hasta 6 horas.

Comentá la nota