Especialistas afirman que el pico de influenza A no pasó

Además, advierten que, ante algunas señales alentadoras, no hay que desatender los cuidados. Habrá alta circulación del virus en lo que resta de julio. Creen que las medidas de aislamiento funcionaron, pero hay que apuntar a la prevención más que nunca
A pesar de la menor cantidad de consultas por síntomas de gripe A, que restaurantes y shoppings parecieron recobrar su ritmo habitual en la ciudad y el conurbano, los especialistas advierten que esta tendencia no significa que lo peor de la epidemia haya pasado ni que la circulación viral haya ingresado en una etapa de amesetamiento. Por el contrario, se estima que el pico de la enfermedad sería en lo que resta de julio.

Un relevamiento realizado por el gobierno porteño mostró que la asistencia a las guardias médicas de los tres centros de referencia de la Capital -los hospitales de niños Juan P. Garrahan, Ricardo Gutiérrez y Pedro de Elizalde- disminuyó notablemente aunque todavía hay en el sistema de salud público una gran cantidad de internados y existe un grupo de pacientes inmunodeprimidos que han requerido en estos días internación de urgencia por neumonía.

Expertos destacan que las consultas pediátricas ambulatorias no aumentaron aunque las terapias intensiva e intermedia del hospital están llenas, pero no colapsadas y hay alrededor de 24 niños continúan internados. Creen que las medidas de aislamiento funcionaron pero hay que apuntar a la prevención más que nunca. Se está en plena epidemia, y es esperable que se presente una gran cantidad de nuevos casos según informa el diario La Nación.

Sin embargo alertan sobre la necesidad de que la población continúe cumpliendo las medidas preventivas e higiénicas contra la influenza y que se eviten las aglomeraciones. Cuando el cuadro de situación mejora es cuando más se deben reforzar las medidas de prevención para que no haya un rebrote en la cadena de transmisión.

Comentá la nota