España: Zapatero defendió su polémica reforma impositiva

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió en el Congreso de los Diputados la controvertida suba de impuestos que su Ejecutivo quiere aplicar para atajar la grave crisis que atraviesa el país, en medio de las críticas de la oposición.
En la habitual sesión de control al gobierno, el dirigente socialista afirmó que el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2010 que el Ejecutivo entregó al Congreso en la víspera es el "adecuado" para afrontar la recesión, garantizar la cohesión social, impulsar el cambio y "no hipotecar el futuro de las cuentas públicas".

En cambio, el líder del opositor Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, criticó lo que definió como una "catástrofe" presupuestaria y manifestó que la política económica del gobierno socialista está poniendo al país en una situación "imposible", toda vez que la subida de impuestos sobre todo "castiga a las clases medias y a los trabajadores españoles".

Las cuentas públicas aprobadas el pasado sábado por el gobierno de Zapatero prevén, entre otros, una sub del impuesto del valor agregado (IVA) del 16 por ciento actual al 18 por ciento a partir del 1 de julio de 2010, la supresión de la deducción fiscal de 400 euros (casi 600 dólares) que se aplicaba desde hace dos años así como un aumento de la tributación de las rentas del capital.

Con estas medidas, el Ejecutivo espera recaudar 11.000 millones de euros (unos 16.000 millones de dólares) adicionales entre 2010 y 2011, reducir el gasto público en 3,9 por ciento y disminuir el déficit del Estado al 5,4 por ciento del producto interior bruto (PIB).

Comentá la nota