España le tiende una mano a EE.UU.

España le tiende una mano a EE.UU.
El país europeo alojaría a "algunos" reclusos de la cárcel militar "siempre y cuando las condiciones jurídicas sean aceptables". Hillary se reunió con Moratinos.
El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, declaró hoy el comienzo de "una nueva etapa" en la relación entre España y Estados Unidos después de reunirse con la nueva secretaria de Estado Hillary Clinton. En la reunión el representante del gobierno español se mostró abierto a colaborar con Barack Obama en Afganistán y Guantánamo.

En uno de los temas que preocupan más al nuevo líder estadounidense es el cierre de la cárcel de Guantánamo y la desviación de sus presos, en este punto Moratinos reiteró a Clinton que España está dispuesta a acoger a "algunos" detenidos de esa cárcel militar, cuya situación definió como un "drama" y una "tragedia inaceptable". "Le he respondido que en principio España está dispuesta, abierta a colaborar en la acogida de algunos presos, siempre y cuando las condiciones jurídicas sean aceptables", afirmó el funcionario español.

El cierre de la cárcel fue el primer gran anuncio de Obama como presidente de los EE.UU. pero el problema es ¿Dónde se reubicarán los 244 detenidos de la prisión militar?. Según fuentes estadounidenses, 60 del total de los presos del controvertido centro podrían ser liberados por falta de cargos. Algunos llevan ya hasta siete años detenidos por sospecha de terrorismo sin haber sido procesados.

Tres países de la Unión Europea, Portugal, Lituania y España ya oficializaron su interés por recibir algunos de los presos, en tanto Alemania, Irlanda, Francia, Letonia, Estonia y Finlandia expresaron, en cambio, que analizarán "caso por caso" la situación.

Los jefes de ambas diplomacias hablaron también sobre Afganistán y aquí el gobierno español aseguró que una vez que la administración de Obama redefina la estrategia, "los aliados juntos" decidirán la manera de actuar, y que España "asumirá su cuota de responsabilidad" como socio activo. Entre las medidas es el incremento de la contribución militar. España tiene actualmente 780 soldados en Afganistán, que forman parte de los 55.000 que en total conforman la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).

Moratinos además pidió la colaboración de Estados Unidos en dos aspectos concretos: las relaciones con Latinoamérica y el norte de África. Respecto del primero, el ministro defendió que "los retos y desafíos" de la región necesitan "que una nueva administración de Estados Unidos se encuentre más interesada y más comprometida", citando "en particular el caso de Cuba", aunque aseguró que aún no se habló de asuntos concretos como la posibilidad de suavizar algunas de las restricciones impuestas sobre la isla o del fin del embargo.

Las relaciones entre Washington y Madrid estuvieron en un freezer desde por la mala relación personal entre el presidente español Rodríguez Zapatero y el ahora ex primer mandatario estadounidense George W. Bush. Moratinos en cambio calificó de “muy positiva” la futura relación con la actual administración de Obama, aunque manifestó que no está previsto ninguna cumbre entre los jefes de estado.

Comentá la nota