En España, sozialismo se escribe con Z de Zapatero

Ante el acoso por la situación económica, el gobierno del PSOE hizo la mayor purga del Gabinete de Ministros desde 2004.
Acorralado por la grave crisis económica que golpea a España y el evidente desgaste que está sufriendo su gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero realizó la más profunda de las remodelaciones ministeriales que ha llevado a cabo desde que los socialistas llegaron al poder en 2004. Con la intención de dotarlo de más peso político y propiciar "un cambio de ritmo", forzó la salida de cinco colaboradores, entre ellos el poderoso ministro de Economía, Pedro Solbes, que será reemplazado por Elena Salgado, hasta ahora ministra de Administraciones Públicas. También ingresaron al gabinete dos pesos pesados del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Según el esquema ideado por Zapatero, el actual presidente de Andalucía, Manuel Chaves, se ocupará de la conflictiva relación con las regiones autónomas y el vicesecretario del partido, José Blanco, irá a Fomento (Infrestructura). Se trató, sin embargo, de una apuesta arriesgada de Zapatero. En apenas dos meses, el 7 de junio, habrá elecciones europeas. Si el PSOE gana, la jugada le habrá salido bien. Pero si no, la pregunta es qué más podrá hacer el jefe de gobierno, que ya habrá utilizado todas sus armas políticas ante la crisis.

Hace unas semanas y en medio de especulaciones sobre una moción de censura en el Parlamento, el líder del opositor Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, vaticinó que Zapatero no aguantaría en el cargo seis meses más. Rajoy afirmó ayer que la reestructuración del gabinete es el "reconocimiento explícito" del fracaso socialista. "No se ha nombrado a los mejores", dijo el ex candidato presidencial.

Comentá la nota