España: renunciaron dos alcaldes del PP por un escándalo de corrupción

Los alcaldes de las localidades madrileñas de Arganda del Rey y Pozuelo de Alarcón, del Partido Popular, renunciaron a sus cargos luego de que el juez Baltasar Garzón los imputó en el proceso por denuncias de corrupción que afecta a miembros de esa fuerza.
A raíz de la renuncia de los alcaldes, un nuevo cruce de declaraciones se produjo hoy entre el gobierno nacional y el Partido Popular, que acusó al magistrado, considerado próximo alPartido Socialista, de querer causar un "grave daño" a la fuerza derechista.

Garzón inició a principios de febrero una investigación por denuncias de corrupción en los gobiernos regionales de Madrid y Valencia, en un sistema encabezado presuntamente por el empresario Francisco Correa, organizador durante años de varios actos públicos del Partido Popular.

El jueves, el juez se inhibió de la causa al imputar en Madrid a tres parlamentarios y hasta cuatro alcaldes del Partido Popular en Majadahonda, Boadilla del Monte, Pozuelo de Alarcón y Arganda del Rey, y al señalar en Valencia "indicios de responsalibidad penal" contra el presidente de esa región, Francisco Camps, entre otros involucrados.

El alcalde de Arganda del Rey, Ginés López, presentó hoy su dimisión y pidió al Partido Popular su "suspensión cautelar" de su militancia, "hasta que se aclare la situación actual", declaró.

El informe de Garzón sostiene que, en los últimos seis años del gobierno de Arganda del Rey, "se ha producido la entrada de las empresas de Francisco Correa en dicho municipio mediante la adjudicación de contratos públicos a la empresa Easy Concept Comunicación, durante los años 2005 a 2007".

Ginés López cobró supuestamente 1.315.427 euros en dinero negro, según el documento presentado por el magistrado español.

Por su lado, el alcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, abandonó hoy su cargo, anunció la presidenta del gobierno regional de Madrid, Esperanza Aguirre.

"Todas las imputaciones que se vierten son radicalmente falsas, carecen del menor fundamento y se refieren a indicios falsos que la propia Fiscalía Anticorrupción ha rechazado por inconsistentes en relación a otros imputados", afirmó Sepúlveda, mediante un escrito.

También el informe de Garzón señaló que Sepúlveda cobró al menos 422.992 euros en dinero negro de las empresas de Francisco Correa.

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores De Cospedal, anunció hoy que afiliados que aparecen en el informe de Garzón pidieron "de manera voluntaria" su suspensión de militancia, con excepción de Francisco Camps y el secretario de esa fuerza en Valencia, Ricardo Costa.

"Los militantes imputados solicitaron de manera voluntaria la suspensión de militancia para no dañar la imagen del Partido Popular y ejercer su derecho de defensa en mejores condiciones", aseguró De Cospedal.

La secretaria explicó que su partido aceptó la petición de los imputados por Garzón, dejó en suspenso la decisión sobre los tres parlamentarios de Madrid y exceptuó a Camps y Costa porque el informe enviado al tribunal de Valencia "no contiene ningún tipo de imputación".

Por otra parte, De Cospedal acusó hoy a Garzón de actuar con "animadversión al PP", y de efectuar "insidiosas afirmaciones en los autos que no se justifican en los hechos", las cuales tienen por objeto "causar grave daño a la imagen del Partido Popular".

En cambio, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega pidió hoy a la fuerza derechista que sea "responsable" y respete a Garzón "como a los demás jueces".

Comentá la nota