España refuta a Paul Krugman

La ministra de Economía española, Elena Salgado, dijo ayer que no ve riesgos para el futuro de la zona euro y que los analistas extranjeros que se centran en los problemas de España malinterpretan el papel de la divisa en su economía.
Salgado afirmó que su país está en una posición muy diferente a la de Grecia, cuya situación económica actual es delicada.

"El euro es una divisa muy fuerte y continuaremos fortaleciendo la divisa. Realmente no veo ningún riesgo para la zona euro", dijo en una entrevista radiofónica para la cadena Cope.

Consultada sobre los comentarios del ganador del premio Nobel Paul Krugman, que identificó a España como uno de los mayores puntos problemáticos de la zona euro el martes, Salgado respondió afirmando que los analistas y los medios de fuera de la zona euro no entendían cómo funcionaba el bloque.

"Puede que haya una falta de comprensión sobre lo que el euro significa para nuestras economías‘, dijo.

Krugman argumentó que España era un problema mayor para la zona euro que Grecia, a pesar de su menor ratio de deuda pública frente al Producto Interno Bruto (PBI). El economista señaló que se debía a la escala del colapso español durante la recesión, que disparó el desempleo hasta tasas cercanas al 20%.

España tiene un problema de credibilidad en los mercados de deuda, debido a que los economistas ponen en duda las previsiones de crecimiento del 3% en 2012 en las que el gobierno ha basado sus proyecciones de déficit fiscal.

Temen que el país afronte un largo periodo de estanflación con un tipo de cambio del euro relativamente alto, elevados montos de deuda privada y los efectos de la crisis inmobiliaria.

La imagen del país dio un nuevo paso atrás el jueves cuando el gobierno presentó una iniciativa que podría reducir las pensiones, para horas después decir en un comunicado que era tan sólo una idea y no una propuesta en firme.

Comentá la nota