España expulsó a su embajador de Honduras en Madrid.

Es porque "simpatiza" con el gobierno de Roberto Micheletti surgido tras el golpe de Estado. El Ministerio de Asuntos Exteriores español le informó del fin de su acreditación como embajador y dio instrucciones para abandonar el país.
España ha expulsado al embajador de Honduras en Madrid, José Eduardo Martell, por su adhesión al gobierno de facto surgido tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya, anunció el jueves la Organización de Estados Americanos (OEA), quien fue informada la víspera de la decisión española.

Según una carta oficial remitida al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, la decisión fue tomada después de que el 5 de agosto Zelaya anunciara a las autoridades españolas la destitución de Martell como embajador ante Madrid y su reemplazo por un encargado de negocios.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España convocó el 19 de agosto a Martell para informarle del término de su acreditación como embajador e instrucciones para abandonar el país en breve, en una decisión "coherente con el compromiso de la comunidad internacional de mantener la interlocución oficial con el gobierno constitucional de Honduras", según la misiva enviada a la OEA.

En ésta, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero reiteró además su "posición de firmeza (...) clara y sin reservas" frente al golpe de Estado hondureño, en vísperas del viaje a Tegucigalpa que Insulza y una misión de cancilleres hemisféricos iniciarán el lunes para tratar de convencer al gobierno de facto de Roberto Micheletti para que acepte el plan de mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias.

Comentá la nota