España: los escándalos superan a las propuestas

El oficialismo y la oposición, sin ideas
MADRID.- Los comicios europeos no suelen competir en importancia con los nacionales o regionales. Sin embargo, este año la difícil situación que vive España en todos sus niveles ha despertado un mayor interés de la sociedad en las elecciones.

La crisis económica, el nivel exorbitante de desempleo y los escándalos de corrupción que salpican a los dos principales partidos políticos han transformado a estos comicios en una suerte de "globo de ensayo" para terminar de definir estrategias, nombres y posicionamientos de cara a la carrera electoral de 2012.

Por esta razón, no es de extrañar que las siglas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y de la principal fuerza de oposición, el Partido Popular (PP), ya hayan ganado espacio en los postes de alumbrado de Madrid y en las conversaciones cotidianas.

Sin embargo, se oyen pocas propuestas y los titulares más significativos de la prensa vinculados con la campaña poco tienen que ver con la discusión de revertir la condición de "vagón de cola" en la marcha de la economía europea endosada a España por el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. Y sí con los escándalos.

Luego de la difusión del "caso Gürtel", el caso de corrupción que ha manchado a varios ex funcionarios del PP, y del proceso por prevaricato iniciado a Baltasar Garzón, el polémico juez amigo de funcionarios oficialistas, el último ejemplo en ese sentido ha sido el controvertido empleo que le ha dado el presidente a un avión de las fuerzas armadas españolas para trasladarse a los actos proselitistas del PSOE.

El partido gobernante le pagó al PP con la misma moneda: con la revelación de que el propio Rajoy utilizó una aeronave similar con fines idénticos en 2003, cuando ya estaba en campaña y asomaba como el sucesor de José María Aznar, algo que no pudo ser. Mientras tanto, las propuestas para Europa esperan, entre bambalinas, tener protagonismo en una campaña que las ha dejado de lado.

Comentá la nota