España, cada vez más sacudida por escándalos de corrupción

El Partido Popular es el que más casos acumula. Pero hay, además, socialistas involucrados.
"La corrupción ahoga España" titula a toda página el venerable periódico ABC en su edición dominical, uniéndose a los diarios que registran con gran despliegue la más dañina ola de escándalos de corrupción que se ha producido en la historia de la democracia. La corrupción en España mueve más dinero que la droga.

Los medios se hacen eco, muy alarmados, de esta penosa epidemia de la "España de los mil escándalos" que está produciendo un daño inmenso al estado democrático que despertó la admiración del mundo entero después de la dictadura de Franco.

Los principales partidos, sobre todo populares y socialistas, están representados entre los corruptos. Hay tantos de estos episodios que los periódicos publican grandes mapas de la corrupción, con cuadros explicativos y nóminas de acusados. En diez años se han sustraído 4.158 millones de euros (unos 6.100 millones de dólares) en los sumarios más importantes según la Fiscalía Anticorrupción. Veintiún alcaldes han sido detenidos desde 2006. Más de 300 personas serán juzgadas en 2010 y los imputados ya superan las 800. Los casos de corrupción urbanísticas comprometen por lo menos a 70 ayuntamientos.

Un día sí y otro también saltan nuevas revelaciones sobre la red de corrupción del caso "Gurtel" que envuelve a 71 personajes, 19 de los cuales son dirigentes o cargos electos del Partido Popular. A este se suma el alboroto por la red de espionaje que fue descubierta en la comunidad de Madrid y que se instruye ahora en la Justicia.

Dirigentes del PP madrileño afines al alcalde Alberto Ruiz Gallardón, como el vice alcalde Manuel Cobos, acusan a otros altos funcionarios de la comunidad, próximos a la presidenta Esperanza Aguirre, de haber organizado un grupo de policías y guardias civiles que los espiaban presuntamente para extorsionarlos. "Tengo miedo por mí, por mis hijos y por los vuestros", clamó Cobos hace dos días ante el Comité del PP.

Mientras tanto, estalla una investigación en el riquísimo ayuntamiento de El Ejido (Alicante) que compromete al alcalde y otros funcionarios en episodios de corrupción urbanística por una suma que supera los 90 millones de euros. Y, después, el juez Garzón envía a prisión al alcalde socialista del Ayuntamiento de Santa Coloma del Gramenet, un tradicional fortín de la izquierda. Las andanzas de los corruptos se extiende a otros distritos catalanes y las sumas de sobornos trepa a las decenas de millones de euros.

Los implicados incluyen un ex diputado socialista, apodado "Luigi, el conseguidor", expulsado en su momento pero que se dedicó a organizar negociados en varios Ayuntamientos. Están en prisión los dos más importantes políticos (Macia Alavedra y Luis Prenafeta) que acompañaron al líder nacionalista Jordi Pujol. Hace dos días se reveló que la trama corrupta también había llegado al Instituto Catalán del Suelo. Al mismo tiempo, la justicia detiene a varios funcionarios, alcalde socialista incluido, en la gallega localidad de Castro de Rei.

Uno de los episodios más impactantes en esta seguidilla corrupta es el caso de Palma de Mallorca, cuyo expresidente Jaume Matas ha sido imputado por la justicia hace dos semanas en un caso de coimas en la construcción de un velódromo.

Comentá la nota