Un espacio, varios enfrentamientos Elecciones: No hay tregua y arde la interna felipista

Un espacio, varios enfrentamientos  Elecciones: No hay tregua y arde la interna felipista
Bivort reflotará una agrupación propia, con la que busca representar al espacio del ex gobernador. Herrera lo acusó de responder a intereses del intendente. Momentos de tensión en un plenario en Luján.
La interna felipista en Pilar sigue avanzando casi al mismo ritmo en que se acercan las fechas de las elecciones, casi con seguridad el 28 de junio.

Hay 3 espacios que pretenden quedarse con el control del felipismo, ahora todos enfrentados entre sí, con duras acusaciones cruzadas.

El ex intendente Sergio Bivort, el folclorista y ex funcionario zuccarista Gustavo Trindade, y el titular de UATRE, Jorge Herrera, cada uno por su lado, pretenden ser ungidos por el ex gobernador Felipe Solá como armadores de su nómina de candidatos, que mas tarde deberá ser sometida a un proceso tan o más cruento que este: el mechado de nombres con el denarvaísmo y el macrismo, si es que la alianza opositora termina de cuajar.

Pero mientras tanto, Bivort, Herrera y Trindade, cada uno con distintas estrategias, buscan acercarse a ese camino que los depositará en las próximas elecciones de la mano de Solá, aunque no necesariamente juntos.

La escalada de violencia verbal en la última semana fue tal, que por lo bajo referentes de todos los espacios se desafiaban a que convoquen al propio Solá para que dirima la cuestión, alguien que aún está sumergido en el armado de su propio espacio provincial.

“Si vamos con Bivort como candidato a los barrios nos van a echar a patadas en el trasero; no somos estúpidos”, bramó la semana pasada Trindade, cuando presentó a sus equipos técnicos, una movida que pretende mostrar hacia arriba un nivel de organización que no se refleja con los otros ámbitos que quieren representar a Solá.

Trindade, de todos modos, no descartó que Bivort pueda integrar la agrupación, pero no con el nombre del ex intendente en la nómina de postulantes al deliberativo.

Herrera, por su parte, había sido el que picó en punta al ser uno de los armadores de la primera y hasta ahora única reunión que realizó Solá en Pilar, hace un mes. De hecho, Herrera logró sentarse en la misma mesa de Solá, todo un gesto político, mientras Trindade y Bivort, el primero en primera fila y el segundo desde el fondo del salón en donde se realizó la reunión, también seguían las palabras del ex mandatario provincial.

Bivort, en cambio, buscó bajarle el tono a la polémica, y prefirió “no responder los agravios” de Trindade.

“Respecto a las candidaturas no tengo nada decidido, y creo que falta tiempo. Pero no voy a responder los agravios de nadie, hay que bajar los decibeles”, pidió Bivort en diálogo radial con el programa S.O.S Noticias (sábados de 11 a 13, FM Plaza, 92,1 MHZ).

De todos modos, Bivort anunció una movida que inmediatamente le valió una catarata de críticas por parte de Jorge Herrera, quien hasta hace algunas horas confiaba en que Bivort comparta el mismo espacio que él: reflotar su propia agrupación política, Justicialismo en Acción.

“Lo que sí vamos a hacer es relanzar la agrupación para acompañar el espacio de Solá y (Francisco) De Narváez. Las candidaturas en este momento no me llaman la atención por ahora”, aclaró Bivort.

Respecto a la posibilidad de que las ahora tres agrupaciones puedan converger en un mismo espacio, Bivort confió en que se logre “colaborando y con vocación de enviar un signo de cambio de rumbo hacia el gobierno nacional”.

“Delfín del oficialismo”

Con los tapones de punta salió Herrera, luego de enterarse a través de los micrófonos de S.O.S Noticias de la intención de Bivort de lanzar su propia agrupación.

“Yo estoy haciendo lo que Solá me dijo, que es armar la agrupación. Pero parece que algunos dicen una cosa y después hacen otra. Bivort nos dijo que nos iba a mandar a un compañero en representación suya, pero no lo hizo. Pero la política es el arte de lo posible y lo imposible, y si lo hace (presentar su propia agrupación) es un delfín de Zúccaro; el oficialismo trata de romper a la oposición”.

Del otro lado del ring, Herrera también había recibido golpes de Trindade, quien lo había acusado de perseguir “intereses personales” en su intención de postularse como candidato.

“Yo no contesto agravios, pero lo único que sé es que hay gente que responde al intendente, y cada vez que me pegan no hacen más que hacerme más fuerte”, sostuvo.

El viernes hubo un encuentro regional del felipismo en Luján, encabezado por Carlos Brown, uno de los armadores de ese espacio.

Allí Pilar fue protagonista pero no por la labor de sus referentes, sino por la interna que ya no reconoce límites geográficos.

“Se habló de los referentes, de cómo se iban a nombrar, y de quienes se adjudicaban ser los únicos y tener la bendición de no sé quién. Nos dijeron que es una discusión del distrito y que lo iba a resolver el propio Solá en su momento, sino llegábamos a un acuerdo”, relató Trindade.

Es que en un momento tomó la palabra uno de los concurrentes y pidió que le digan quiénes iban a ser los referentes en Pilar, al tiempo que acusó a Trindade de trabajar para el intendente Zúccaro. Al parecer el hombre, que respondería a Herrera, no sabía de la presencia de gente de Trindade, y se generó una situación tensa que se aplacó recién cuando Brown pidió que “dejen de hablar de Pilar”.

“Los trapos sucios se lavan en casa y si no se pude hay que tirarlos”, sentenció Trindade.

En dos semanas se empezaría a hablar de candidaturas locales, previo a que Solá y De Narváez definan cómo se van a repartir las postulaciones.

Mientras tanto, pese a que todos coinciden que “hay que dejar de lado las internas”, los felipistas locales parece que se seguirán hundiendo en sus propias luchas domésticas. Hasta que Solá, aseguran, “ponga las cosas en su lugar”.

Comentá la nota