"No hay espacio para la especulación y la trampa"

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) advirtió ayer, al salir en defensa de los productores de trigo, que "no hay espacio para la especulación y la trampa".
La entidad dijo que existe "la obligación de generar soluciones urgentes para quienes, en muchos casos, se encuentran en situaciones límite a punto de ser expulsados del sistema productivo; no queda lugar para la especulación, las trampas y la falta de respuestas".

La entidad representa a unos 13.000 productores de trigo de las provincias de Buenos Aires y La Pampa, donde se produce alrededor del 70% del cereal a nivel nacional.

"Todos estos productores se encuentran atravesando hoy por una de las crisis más profundas de la historia de nuestro país", insistió CARBAP en un comunicado de prensa. "Muchos sólo pueden dedicarse a sembrar este cultivo, y no otro", aclararon.

Los directivos, de paso, justificaron la adhesión a un acuerdo triguero regional para las provincias de Buenos Aires y La Pampa. El aval a un convenio con los gobiernos despertó algunas críticas y cuestionamientos.

"La posibilidad de constituir un espacio dentro del cual se puedan generar a corto plazo mejores condiciones de venta para el trigo, ha motivado la firma del acta constitutiva de la mesa triguera", explicó CARBAP.

Comentá la nota