En el espacio felipista Sergio Bivort blanqueó su intención de volver a la política

En el espacio felipista  Sergio Bivort blanqueó su intención de volver a la política
El ex intendente admitió que quiere ser candidato a concejal, en las próximas elecciones. Evitó lanzar críticas al actual gobierno de Zúccaro, y pidió que, en épocas de campaña, “se mire el futuro y no el pasado”. El nombre del ex jefe comunal venía sonando desde hace varias semanas. Oficialistas y opositores, incómodos.
El ex intendente Sergio Bivort blanqueó sus intenciones de retornar a la política partidaria, e incluso sus deseos de ser candidato en las próximas elecciones de octubre.

Desde hace varias semanas el nombre de Bivort sonaba dentro del armado del espacio opositor que tejen felipistas, macristas y denarvaístas, rumores que se terminaron de confirmar cuando estuvo presente en la visita que el ex gobernador Felipe Solá realizó en Pilar, hace 3 semanas.

“Por primera vez en mucho tiempo tengo ganas de ser candidato”, aceptó Bivort, en una entrevista concedida a El Regional.

Bivort, jefe comunal entre diciembre de 1999 y el mismo mes de 2003, tuvo que pelear con lo peor de la crisis de 2001, que amenazó con hacer zozobrar su gestión.

Además, una rápida ruptura con la fuerza que lo había llevado al sillón de Lorenzo López, el Paufe, también debilitó su paso por el Ejecutivo local, en el que incluso tuvo minoría en el Concejo Deliberante durante 3 años.

Bivort, hizo ahora públicas sus intenciones de ocupar un escaño en ese recinto, que tantas veces lo golpeó durante su gestión, aunque, nobleza obliga, también supo acompañarlo en algunas decisiones clave, sobre todo en los primeros dos años de su gestión.

"No me interesa pelear un lugar en las listas provinciales, no quiero ser diputado. Sólo sería candidato local, no otra cosa", aclaró Bivort, según publicó el matutino.

A sabiendas de que los detractores de Bivort desempolvarán los 4 años de su gestión, sobre todo sus aristas más débiles, el ex jefe comunal señaló que "más que debatir el pasado, hace falta debatir el futuro”.

“En todo caso, los electores tuvieron tiempo para hacer su propio balance de mi gestión", expuso.

Además, se mostró reticente a opinar respecto a la gestión del intendente Humberto Zúccaro, aunque aseguró que ese momento llegará en el caso de ser ungido como candidato.

Bivort deberá ahora dirimir sus ansias electorales con el resto del armado felipista en Pilar, aunque ese sería el camino más allanado que tendría, para luego debatirse en el entretejido que las fuerzas opositoras denarvaístas y macristas comparten con el espacio del ex gobernador.

En estos dos últimos sectores, el desembarco de Bivort no sería visto de buen modo, sobre todo por la carga que, dicen, “podría significar tener al alguien con un blanco fácil, que es la gestión” que encabezó Bivort frente al Ejecutivo pilarense.

“Me reservo las opiniones, pero saben lo que pienso de Bivort”, resumió, escueto, Diego Ranieli, edil del denarvaísmo, quien presidió el Consejo Escolar durante la gestión Bivort, pero de quien se distanció en los primeros meses.

Luis Patti (h), por su parte, tampoco perdió la oportunidad de lanzar sus dardos contra el ex jefe comunal, al considerar “poco serio” que un ex intendente quiera ser concejal.

“Todos saben lo que fue la gestión de Bivort, de las peores de Pilar, y además no es serio que diga que quiere ocupar una banca en el Concejo”, golpeó Patti (h).

El que también se sumó a las críticas fue Gustavo Trindade, ex funcionario zuccarista que ahora intenta hacer pie en el felipismo.

“Creo que la gente no tiene un buen recuerdo de su gestión; pero le diría a Bivort que antes de pedir ser candidato se ponga a trabajar, porque hasta donde sabemos en los últimos 5 años no militó, y sólo se dedicó a su profesión de abogado”, golpeó el folclorista, ex titular de la Dirección de Relaciones con la Comunidad.

Comentá la nota