ESPACIO AéREO Analizan terminar con el canje publicitario

En el Gobierno Municipal de Santa Rosa hay voluntad para analizar seriamente la idea de terminar con el canje publicitario que privilegia al monopolio de la televisión por cable. Así lo aseveraron fuentes con influencia directa en las decisiones de gobierno.
El Concejo Deliberante dio ingreso a través de su Comisión Administrativa y de Reglamentaciones a una nota del ex concejal Daniel Decristófano (ARI) para terminar con el beneficio del que goza la empresa de TV por cable: en vez de pagar el espacio aéreo, “devuelven” ese monto a través de “publicidad” de la comuna, que históricamente ha sido utilizada como mecanismo propagandístico de algunos funcionarios. Además, la Municipalidad paga más publicidad -con dinero fresco- a las prestatarias del servicio.

El análisis de la situación no se limita al pago del canon del espacio público por parte del cable, sino que también se tomaría en cuenta la posibilidad de exigir que -como ya ocurre en otros lugares del país- en un determinado plazo la red existente se convierta en subterránea, para -entre otras cosas- evitar la contaminación visual y fallas en el suministro de energía.

“Al tema lo vamos a tratar. En principio parece una buena observación poner en discusión estas cuestiones”, dijo ayer a El Diario la concejala Alicia Iribarren, integrante de la comisión que analizará el tema. Iribarren fue delegada de la Cooperativa Popular de Electricidad.

La propuesta es que se derogue la Ordenanza 1.098/92. “En la situación de crisis económica por la cual atraviesa la Municipalidad, la suspensión de los privilegios que otorga la mencionada ordenanza es un acto de justicia para con todos los vecinos de nuestra ciudad”, dijo Decristófano en la nota que elevó al cuerpo legislativo municipal.

“Es preciso recordar aquí -añadió- que en el momento de la aprobación de dicha ordenanza, las empresas prestadoras de TV por cable eran de origen local y en la competencia por el mercado, mantenían programaciones diferentes, en la actualidad las empresas son parte de un monopolio donde existe una única programación, siendo foráneo el origen de los capitales de la empresa, dejando sin sustento a la fundamentación por la cual se quería beneficiar a empresas locales”.

La ordenanza en cuestión fue motivo desde el año 1995 hasta el año 2007 de diferentes iniciativas de similares características, y de diferentes partidos políticos y organismos sociales. Decristófano señala en la nota que “se ha expresado en la reciente Audiencia Pública sobre el servicio sanitario, la necesidad de invertir en el mismo una abultada suma de dinero y así llevar una exacta medición del agua entregada a los vecinos, por ello consideramos que el ingreso real de los recursos por el uso del espacio aéreo generará la posibilidad concreta de inversión en este servicio básico y así no trasladar el costo de esta inversión y beneficiar así a los vecinos de Santa Rosa”.

“En dicha Audiencia Pública -agrega- quedó de manifiesto la posibilidad de crear una tarifa social, en especial para los sectores de ingresos mínimos, por ello suprimir o derogar estos privilegios es una obligación ineludible como herramienta a fin de poder beneficiar a estos vecinos y también reconocer el esfuerzo de muchos de estos por sostener sus tasas y servicios al día, a pesar de la critica situación financiera que golpea a los asalariados”.

Comentá la nota