Eskenazi baja un cambio por compra de YPF

El empresario, que controla el Banco San Juan, prefiere esperar para adquirir un 10% adicional de la filial argentina de Repsol-YPF.
El grupo argentino Petersen, controlado por la familia Eskenazi, considera que "lo más conveniente" es "esperar al último minuto del último día" para comprar un 10 por ciento adicional de YPF, la filial argentina de la petrolera española Repsol.

El presidente del Grupo Petersen y vicepresidente de YPF, Enrique Eskenazi, que ya posee un 15 por ciento en la compañía, recuerda que cuenta con dos años para tomar una decisión sobre la adquisición.

"Desde el punto de vista comercial, si se mantienen los mismos precios y la misma unidad de cambio, no es conveniente" comprar de forma inminente, explicó el directivo argentino en una entrevista concedida al periódico español "El País".

A finales de 2007, el grupo Petersen firmó un acuerdo con Repsol por el que se comprometió a tomar hasta un 25 por ciento de YPF en dos fases, lo que empezó a hacerse realidad en febrero de 2008 con la toma del 15 por ciento del capital y la suscripción de una opción para comprar el porcentaje restante.

El plan inicial de Repsol incluía la colocación en bolsa de un 20 por ciento adicional de YPF, pero la iniciativa frenó por la situación de los mercados.

Respecto a su relación con el matrimonio Kirchner, Eskenazi -que controla el Banco San Juan- dijo que "cuando entró Alfonsín nos llamaron alfonsinistas; cuando entró Menem, menemistas. Cuando entró De la Rúa no tuvieron tiempo de llamarnos, y ahora con Kirchner nos llaman kirchneristas. Yo me río. No tengo nada contra el doctor Kirchner y menos con la presidenta".

En la entrevista publicada ayer por "El País", el empresario admitió que con Néstor Kirchner "hay cierta relación, lo conocemos (de su época de gobernador de Santa Cruz). Kirchner nos respeta porque sabe que le agarramos un banco que estaba hecho puré y hoy da dinero. Pero no tenemos una estrecha amistad. Los respeto muchísimo en la medida que sean positivos para el país. Igual que respeto a los opositores en la medida que defiendan los intereses de mi país".

En cuanto al patrimonio del matrimonio presidencial, Eskenazi consideró que "si es legal, no tengo por qué hacer una guerra por eso. Está la oposición para que lo investigue; no lo vamos a hacer nosotros. Si hay un acto de corrupción, que vaya la justicia".

Agregó que no pertenece "a ningún partido. Yo creo que en la democracia tiene que haber alternancia en el poder. Por eso, cualquiera que venga, sea otro Kirchner u otra persona, si es votado por la mayoría, la consideraremos como líder".

Comentá la nota