Esfuerzos por controlar el dólar

El Banco Central logró cerrar la crítica semana con una cotización estable
El Gobierno profundizó ayer la estrategia cambiaria con la que busca combatir las señales de inquietud que aparecieron en el mercado local por la crisis en el Banco Central (BCRA), un plan de operaciones cuyo objetivo es mantener bajo control el dólar para ponerle fin a un traumático episodio que, en las últimas 48 horas, se hizo más gravoso por el cimbronazo registrado en los mercados mundiales.

Mantuvo al BCRA activo en ventas de futuros de dólar, pero ausente en la plaza de contado (para no vender reservas) y al Banco Nación como uno de los pocos oferentes en este segmento de negocios.

Así logró mantener estables los precios a lo largo de la semana tanto en la franja mayorista (el tipo vendedor había quedado a $ 3,842 el viernes previo y cerró a $ 3,840 ayer) como en la minorista (se mantuvo a $ 3,86 más allá de algunos vaivenes), aunque no pudo evitar un creciente desarbitraje entre el mercado local y el externo de futuros (ver infografía): mientras los contratos a un año aquí se mantuvieron en torno de $ 4,30 (por las agresivas posturas vendedoras del Central, que habrían rondado US$ 800 millones), en Nueva York pasaron de $ 4,32 a $ 4,36, con picos de $ 4,41; se abrió así una brecha a la que las autoridades deberán estar alertas en los próximos días para no alentar una fuga de capitales.

La nueva conducción de la entidad se mostraba ayer más que satisfecha con los resultados de lo actuado por la mesa de operaciones del BCRA, dado que le permiten sostener en alto la promesa pública de mantener sin cambios la estrategia de "flotación administrada" que lanzó la nueva jefa de la entidad, Mercedes Marcó del Pont, el jueves antes de asumir.

"No es un dato menor: lo logramos en un contexto mundial enrarecido y en una época de baja afluencia de dólares comerciales, por factores estacionales", dijo a LA NACION una calificada fuente del BCRA, en alusión a los modestos ingresos por exportaciones de granos (promediaron US$ 43 millones/diarios esta semana, frente a US$ 49 millones de la previa).

Hasta el momento se beneficiaron del esfuerzo oficial los inversores institucionales y privados más activos. Ayer, como venía ocurriendo en los últimos días los precios de venta del Central en futuros para fin de febrero "por momentos estaban a la par de los que se operaban en el contado, por lo que los inversores podían conseguir pesos a costo cero por 23 días", observó un informe de la casa bursátil y cambiaria Puente.

A nivel minorista, se coincide en que la crisis despertó la demanda hormiga, preventiva, aunque admiten que es falso creer que "la gente salió en masa a comprar dólares" después del nombramiento de Marcó del Pont, sostuvo Arturo Piano, director del banco homónimo. Piano ve el valor local de la divisa acercándose a los $ 4 en un tiempo "no por el cambio en el BCRA ni las movidas del Gobierno, sino porque el valor del dólar está quedando atrasado respecto de la sostenida inflación".

Advierte Redrado sobre el gasto público

"El Gobierno tiene una gran voracidad por aumentar el gasto público", advirtió ayer Martín Redrado, a pocos días del nuevo decreto de la presidenta Cristina Kirchner que lo desplazó de la presidencia del Banco Central. En una entrevista con la cadena norteamericana CNN, el ex funcionario criticó la "improvisación" y la "falta de criterios profesionales" con las que el Poder Ejecutivo manejó la crisis por el Fondo del Bicentenario. Afirmó, además, que durante su gestión, el Banco Central dejó de usar cifras del Indec hace unos dos años, por la falta de credibilidad del organismo.

Comentá la nota