Eseverri recibió a los comerciantes que se resisten a la Saladita

Llegaron al Palacio San Martín para pedir una entrevista por escrito, pero Eseverri los recibió en ese momento. Así, los comerciantes que luchan contra la instalación de la feria económica en la ciudad debieron trasladar para hoy un encuentro con el presidente de la Cámara, Julián Abad.
Querían que el Intendente Municipal escuchara, de sus propias bocas, cuál sería el impacto ambiental, comercial y económico de la instalación de la feria de ropa económica en el local de Del Valle 3660. Ayer, con los ánimos un poco más templados que la semana pasada, los comerciantes con locales en el microcentro de la ciudad llegaron al primer piso del Palacio San Martín para dar a conocer su postura y solicitar una entrevista con el doctor José María Eseverri, antes de una reunión que habían pautado con Julián Abad, supuestamente para limar las asperezas generadas días pasados, en ese mismo escenario.

Apenas habían pasado las 12.30 del mediodía cuando Juan Carlos Zabala, Juan Carlos Rodríguez, Pablo Alvarez y Alberto Ferraiuelo se encontraron en el hall municipal. En sus manos llevaban el documento dirigido al jefe del Departamento Ejecutivo y refrendado por más de cien firmas de otros tantos responsables de comercios olavarrienses.

"Queremos que el Intendente escuche nuestra preocupación y nuestra idea sobre la instalación de la Saladita; buscamos que nos reciba para después empezar a plantear temas que surgirían si se instalara (la feria): el impacto ambiental, cómo va a repercutir en todo el comercio de Olavarría, cuestiones que creo que hay que tratarlos con el jefe comunal, quien por lo menos debería estar enterado de todos los temas que se pueden presentar luego", dijo Zabala ante los grabadores periodísticos, sin ponerle plazos al mandatario, pero hablando de urgencias.

Finalmente, pudieron entregar el documento en el que le dicen "No a La Saladita" en las propias manos del Dr. Eseverri, quien los recibió en compañía de Asuntos Legales del Municipio local, Carolina Szelagowski. "Nos atendió muy bien -contó Juan Carlos Zabala ya finalizado el encuentro- y nos prometió que se van a controlar exhaustivamente todos los detalles de la habilitación inicial y las que luego deberán completar quienes ocupen los puestos" de la feria, además de proponerse mutuamente "mantener el contacto para analizar cuestiones puntuales".

La recepción del Dr. Eseverri retrasó la agenda del grupo, que tenía pautado un encuentro en la Cámara Empresaria. Allí iban a ser recibidos por Julián Abad, con quien la semana pasada se generaron asperezas a partir de su vínculo familiar con el impulsor de la feria, Lucas Torres. Abad los esperó durante una hora, pero los comerciantes no pudieron llegar a causa de la reunión con el Intendente y trasladaron el encuentro para hoy alrededor de las 13.

"Vamos a escuchar a Julián Abad, que aclare bien cómo fueron las cosas y después veremos qué tipo de charla tenemos con él", aventuró Zabala, esperanzado con que "la Cámara realmente se ponga un poco al lado de nosotros y entre todos, hagamos una normativa para este tipo de emprendimientos que es nuevo". A su entender, iniciativas de esta naturaleza "son elementos que han aparecido ahora y marcan un cambio en la forma de comercialización".

¿Un antecedente "interesante"? "Bragado, donde el Concejo Deliberante paró la instalación de una feria por 120 días, teniendo en cuenta los conflictos posteriores, como las eventuales bajas de empleados de comercio, el lugar donde se instala y toda una serie de cuestiones que aparecen después. Son cosas que hay que analizarlas y esperemos poder hacerlo".

El documento

Bajo el título "No a la Saladita", los comerciantes le solicitaban al Intendente que "considere la habilitación comercial de la denominada ´Saladita´ para no perjudicar a todos los comercios establecidos y que generan 3.000 puestos de trabajo, que no es igual a 150 puestos laborales 2 días por semana".

Recordaban seguidamente que "a través de los medios televisivos e investigaciones periodísticas en la ´Salada´ hemos visto que pagan peaje por persona para el ingreso y egreso de mercaderías, esto significa que por un lado no importa su procedencia ni su facturación. También se vio en todos los informativos televisivos que cuando la gente de ARBA con el Sr. Montoya a la cabeza intentó inspeccionar en el lugar, fue sacado a piedrazos, no pudiendo lograr su cometido".

"Considere Ud. que si un producto directo de fábrica, con descuentos especiales por cantidad y forma de pago es por ejemplo de $ 38, hemos visto en televisión el mismo producto en venta a $ 25. Cómo es posible y qué conclusión Ud. saca", le planteaban luego.

"En nuestra visita al Palacio Municipal en que fuimos atendidos por el señor Vitale, éste nos informó que el Municipio no puede negarle a ningún comercio o persona la habilitación si tiene todo en regla. Obviamente que el comercio es libre, pero en este caso, considerando lo expresado, no es lo mismo sabiendo el entorno que generaron estos establecimientos", reflexionan los comerciantes".

"Cómo es posible que el señor Lucas Torres, identificándose como el propietario, ya esté vendiendo los puestos de venta y mencionando la inauguración para el 29 de septiembre si no tiene la correspondiente habilitación, que según el Municipal está en estudio", se preguntaban luego, mencionando los supuestos avales del mismo Intendente y del responsable de la Cámara Empresaria.

"No estamos en contra del libre comercio ni queremos ´alambrar la ciudad´, sólo queremos defender en nuestra posición la legalidad del proyecto para que no afecte al comercio de la ciudad". En el último punto, los comerciantes le solicitaban formalmente a Eseverri una entrevista que se concretó ayer mismo.

Comentá la nota