Eseverri confirmó a todo su Gabinete: "el que decide cuándo se van soy yo".

Dijo que no piensa tocar a ninguno de los secretarios, en momentos en que las terceras líneas del Gobierno ya miran de reojo al entorno. ``En esta campaña la oposición no cuestionó la gestión´´, dijo. Además, habla de la sucesión en el PJ como un verdadero peronista, pero dice que no sabe dónde está su futuro espacio. La obra pública, sin cambios.
Aunque tiene la cabeza más puesta en la gripe A que en la elección, el intendente José Eseverri no puede eludir los ecos del golpe electoral del domingo.

Y sabe que hay dos temas centrales, de gestión, en la cabeza de la gente: los cambios en el Gabinete y el futuro de la obra pública. El mandatario del dijo a este Diario que no tocará el primero y que la segunda sigue en marcha igual, sin cambios.

-Después del resultado de la elección, adverso al oficialismo, la gran pregunta de la gente es la continuidad de la obra pública.

-En la obra pública nosotros nos limitamos a lo que está en marcha. No tenemos indicaciones en contrario del Gobierno nacional. Seguimos trabajando como veníamos hasta el viernes. Las empresas vienen cobrando en regla y ya recibieron alrededor de 27 millones de pesos totales por la obra. En el tema de la industria de la piedra hay una evidente compensación de la caída de actividad privada con lo que aporta el Gobierno en trabajos, así que si eso se parara sería complicado económicamente. Creo que el Gobierno va a tratar de mantener una macro muy ordenada.

-¿Qué espaldas tiene el Gobierno municipal para bancar obras que el Gobierno nacional deje pendientes?

-Pero es que el Gobierno viene pagando en tiempo y forma, y además a las empresas ya se les ha dicho que estas obras no comprometen el patrimonio municipal. Ellos lo saben, peor hay normalidad. No tengo novedades de un cambio de decisión del Gobierno nacional. No tengo porqué pensar que se van a cambiar las reglas de juego.

-Después del resultado de la elección la primera línea del Gobierno y la segunda insisten en que acá no pasó nada. Pero las terceras líneas dicen que tiene que haber renuncias en el entorno del Intendente.

-A las decisiones sobre el Gabinete las tomo yo y no voy a tomar ninguna decisión de cambios de Gabinete. Ni en la primera, ni en la segunda, ni en la tercera línea. La experiencia indica que mi viejo nunca cambió de Gabinete después de perder una elección. Tanto las derrotas como los triunfos hay que evaluarlos con tiempo, no en caliente.

-Siguen todos, igual?

-Sí, porque en la campaña del 2007 tuvimos una agenda municipal, donde la oposición propuso cambiar diversas cosas que había en la Ciudad. Hoy eso no existió en la campaña. No hay registro periodístico de que esto haya ocurrido.

-¿Y qué votó la gente? ¿qué capitaliza Ernesto Cladera, entonces?

-Acá faltó un voto que estuvo presente en el 2007 y que va a estar en el 2011.

-¿Eso indica que en 2011 van a tener que ser más amplios, sumar sectores y no apostar tanto a la división de la oposición?

-Faltan dos años, y es imposible pensar cuál va a ser el mapa político del 2011. El mapa se define el año que viene. La novedad más importante e inteligente de Néstor Kirchner tras la elección es la de dejarle la presidencia del PJ a Daniel Scioli. Fue lo mejor. Habla de madurez y responsabilidad, le va a hacer bien al país. Esto va a permitir llegar al 2011 con propuestas de gobernabilidad. Yo vivi la experiencia de la Alianza: era una alternativa ante un peronismo que no le garantizaba gobernabilidad a la sociedad. Lo que interesa hoy es la construcción de una alternativa que garantice gobernabilidad. Hay que ver cómo termina esto: es la clave. La Argentina necesita después de este Gobierno una transición de los liderazgos dentro del peronismo, desde una propuesta que garantice gobernabilidad en un país que quedó dividido en tercios. Y con gobiernos provinciales que van a seguir en manos de justicialistas. Si el PJ resuelve su liderazgo habrá opciones de gobernabilidad.

-Ahora, quien lo escucha hablar de la sucesión del peronismo, con tanto involucramiento, parecería estar escuchando a un peronista hecho y derecho?

-Yo de hecho no me afilié al PJ. Para nosotros, el lugar donde nos vamos a situar en la política que viene, será un trabajo de los próximos tiempos. Nosotros hicimos la misma elección que en 2005. Y es más o menos la misma legislativa. La de Intendente es otra cosa. Y en Olavarría vamos a garantizar lo mismo que se pide a nivel nacional: la gobernabilidad. Eso es algo que acá nadie discute.

-Ustedes, antes de la elección, aseguraban que Alicia Tabarés tenía una representatividad del PJ que Miguel Santellán no tenía. ¿No quedó en discusión eso? Alicia tiene buena imagen pero no tiene votos?

-Yo no comparto eso, eh? para nada. Alicia hizo la mejor elección del PJ solo, en 2005, de los últimos tiempos. Sacó arriba del 20%.

Comentá la nota