Escuelas privadas buscan poder cobrar cuota extra.

Es para hacer frente al aumento de haberes. Habrá una reunión en febrero.
Las entidades que representan a los colegios de gestión privada de la provincia de Buenos Aires manifestaron su preocupación, ya que desde noviembre de 2008 esperan la autorización de la secretaría de Comercio Interior de la Nación para poder aplicar el cobro de una cuota extra. Según adelantaron fuentes educativas, en febrero habrá una reunión con autoridades nacionales para conseguir la aprobación final.

Los colegios bonaerenses reclaman desde finales del año pasado que se pueda aplicar un incremento tarifario para hacer frente a la suba salarial de los maestros. Con esa intención, las asociaciones que nuclean a los establecimientos escolares habían acordado con el titular de la secretaría de Comercio, Guillermo Moreno, la instrumentación de una alícuota extra que se iba a cobrar por única vez. Sin embargo, pese a haber arreglado la aplicación de ese plus, la resolución oficial nunca fue emitida y las instituciones no consiguieron la habilitación para el cobro.

Es preciso señalar que el año pasado el Gobierno bonaerense le concedió dos aumentos a los docentes. Uno en marzo del 24,5 por ciento y otro en septiembre del 12,5 por ciento. Frente a esas subas, los colegios aumentaron las tarifas en marzo para poder responder a los incrementos salariales, pero no pudieron realizar otra corrección arancelaria al cierre de 2008 para hacer frente a la última mejora en los haberes.

Por eso, los propietarios de las escuelas se encuentran preocupados y esperan que en los próximos días Comercio los autorice a cobrar la cuota extra, ya que en 15 días se reunirían con Guillermo Moreno.

Ana Francisconi, presidenta de ACIDEPBA (Asociación Civil de Enseñanza Privada de Buenos Aires), dialogó ayer con EL DIA y adelantó que "en las próximas semanas Comercio nos confirmará una reunión para buscar un acuerdo con la intención de que se logre la autorización para aplicar un aumento".

Sobre el caso de los establecimientos que pese a no tener la aprobación de la Nación instrumentaron un ajuste en sus cuotas, expresó que "las escuelas que han aplicado algún tipo de corrección consideraron que lo hicieron dentro de una lógica frente a la suba de salarios que hubo en 2008". Además, puntualizó que el cobro del plus que realizaron algunos "se hizo en base a lo pactado de palabra con el Gobierno (en octubre de 2008), pese a que restó la firma de la resolución (necesaria para poder cobrar cualquier suba)".

Sobre el temario que abordarán las asociaciones y Guillermo Moreno, Francisconi manifestó que "la idea es que se implemente de manera definitiva una cuota complementaria y seguir con la denominada recupero".

Durante el año los colegios cobran 10 cuotas regulares, más una de mantenimiento y la matrícula. A ellas se les sumó en los últimos años la denominada alícuota recupero, para hacer frente a las correcciones salariales que cada año se aplican. Pero como en 2008 hubo dos aumentos, los propietarios de las empresas educativas solicitaron que se cobre un plus único que no podría trasladarse al resto de las tarifas y que oscilaría entre el 13 y el 25 por ciento.

PARITARIA

Los dueños de las instituciones privadas están atentos al diálogo paritario que llevarán adelante los gremios que representan a los docentes de la provincia de Buenos Aires y el Gobierno bonaerense. Los propietarios de los colegios temen que entre febrero y marzo se acuerde un nuevo aumento de haberes que comprometa sus finanzas.

Actualmente, el salario mínimo de un educador provincial que recién se inicia es de 1.450 pesos, cuando a mediados de 2008 el mínimo era de 1.290 pesos.

Comentá la nota