Escuelas: “buscan coartadas políticas para no responder”

Inundación: la escuela en la que el gobernador Oscar Jorge inauguró el ciclo lectivo es flamante. Pero el día anterior, con la fuerte lluvia caída, se inundó. La legisladora tiene temor que lo cubran con la garantía, pero oculten las deficiencias estructurales.
La diputada provincial Josefina Díaz denunció que el Gobierno “no presentó las certificaciones que garanticen las medidas de seguridad en cada uno de los edificios. Buscan coartadas políticas y jurídicas para no asumir su tarea”. Y expresó su bronca por lo ocurrido en la escuela de Quemú Quemú, un edificio nuevo que se inundó anteayer, un día antes de la inauguración del ciclo escolar. Denunció que algunas escuelas iniciaron el año lectivo sin porteros ni servicio de limpieza.

“No podés pagar 2 millones de pesos para que se inunde. Siempre lo justifican”, dijo al legisladora. Hace 3 años, Díaz denunció al Estado provincial ante la Justicia para que se garantice la seguridad a alumnos y trabajadores en las escuelas. Hubo un fallo judicial en el que un juez ad hoc, Eduardo Pascual obligó al Estado a presentar las certificaciones de las condiciones de seguridad.

“Pero a pesar de todo esto no ha sido suficiente para que asuman unas de las responsabilidades más elevadas que tiene el Gobierno, que es la educación”, dijo la diputada Josefina Díaz.

En una nota -titulada “El Estado ausente sigue presente”- dijo que “ante el inicio de un nuevo ciclo lectivo, lamentablemente como legisladora debo decir que la realidad nos muestra que los edificios educativos siguen siendo tema de preocupación, pero no podemos dejar pasar que el Gobernador en el discurso inaugural nada dijo de la Educación, ¿será porque todo esta tan bien?... El Ministro de Educación que visita las escuelas parece ver otra realidad, mientras alumnos y docentes esperan”.

“Hemos articulado desde el año 2005 todas las medidas posibles, para que el estado se haga cargo y asuma su responsabilidad de garantizar las Medidas de Seguridad Salubridad e Higiene, en los diferentes establecimientos educativos de la provincia”.

La legisladora dijo que “las presentaciones en La Fiscalía de Investigaciones Administrativas, que aun hoy esperan resolución, no pudo determinar responsabilidades y se limitó solamente a los establecimientos educativos de los cuáles se contaba con muestras fotográficas, cortan el hilo por lo mas débil, por los directivos de establecimientos, buscando vaya a saber qué, a lo mejor cubrir a los verdaderos responsables, el Misterio de Educación, Obras Públicas, el Poder Ejecutivo”.

Agregó que “la Justicia en un fallo ejemplificador ( Dr. Pascual) en primera instancia dio el Amparo, para todos los establecimientos, de los cuales el estado debía presentar las certificaciones que garanticen las Medidas de Seguridad, lamentablemente el estado nunca pudo presentar esas certificaciones y desde ese momento hasta ahora como los hechos lo demuestra, han garantizado parcialmente seguridad en los colegios mencionados, como queda demostrado tampoco se garantiza en los que construyó luego de la denuncia, (Quemú Quemú por ejemplo), siempre el estado buscó coartadas jurídicas y políticas para no abordar con soluciones responsables el problema”.

Respecto de lo ocurrido en Quemú Quemú dijo que “ahora se puede cubrir con la garantía. Pero pasan un tiempo y el tema reaparece. Y ya no está la garantía. No podemos poner 2 millones de pesos y que las escuelas se inunden”, descargó.

Josefina Díaz dijo que “acá caemos en el gran interrogante, qué se esconde en la obra pública pampeana, a quién se protege, para malgastar de esta forma la plata de los pampeanos, cuando son reparaciones se transforman en parches, cuando son obras nuevas se las lleva el viento, se inundan, o esperan su lenta terminación, mientras que la comunidad educativa sigue siendo víctima de un Estado ausente”.

En relación al a situación de Rogelio Schanton, el director de Infraestructura del ministerio de Educación, el único funcionario que siguió luego de las salidas de la ex ministra María de los Angeles Zamora y del ex ministro Juan Víctor Bensusan.

“Siguen los funcionarios, pero están fuera de la realidad. Es preocupante. En la continuidad de Schanton hay una cuestión política”, dijo Díaz.

Comentá la nota