En las escuelas, los alumnos atacan al Aedes.

Campañas de prevención educativas. Los estudiantes hacen tareas de concientización. Además, llevan tabletas para ahuyentar mosquitos del aula.
"Derrotemos al Dengue", "Todos contra el Dengue" o "No me moleste mosquito" (como la canción de Luis Aguilé), son algunos de los proyectos sobre los que trabajan los chicos en las escuelas como medida de prevención contra el dengue. Afiches inmensos empapelan las paredes de las galerías y carteles en los baños son recordatorios de la alerta instalado en Tucumán.

Los profesores de Biología en el secundario y maestras de grado en la primaria están trabajando con el tema, en respuesta al pedido de las autoridades educativas de hacer promoción con las medidas sanitarias .

En la escuela municipal Alfonsina Storni, donde las aulas tienen aire acondicionado, los niños llevaron tabletas repelentes y contestan al unísono que ese artefacto que va colocado en un enchufe ayuda a ahuyentar a los mosquitos. "¡Fuera de aquí mosquito!", grita Conti, de 7 años, desde el primer asiento, y deletrea: "Aedes Aegypti". Los chicos sacan los folletos que la Municipalidad distribuyó en las escuelas y leen en voz alta las medidas que deben respetar para combatir al temible mosquito que describen como "negro, feo y con manchitas".

"Hay que usar mangas largas y repelentes en la piel para que no nos piquen", explica Manuel, levantando la mano. La maestra Claudia Acosta cuenta que los chicos se han comprometido a limpiar los jardines y los fondos de sus casas. El lunes expusieron todas las actividades que realizaron junto con sus padres. "Yo he descubierto el tanque de agua sin tapa; con mi mamá le pusimos una chapa y con cartón rodeamos la tapa. Lo clavamos con un martillo para que no entre ningún mosquito", cuenta Luis, de 7 años, entusiasmado con su trabajo. Los más grandes, del 8º grado, se lucieron con las investigaciones, cartelerías y exposiciones acerca del dengue y sobre cómo prevenirlo. Tuvieron la dirección de los profesores de Biología, Silvia Cincarini y Raúl Soria.

"Lo importante es que todos estemos atentos al tema de los recipientes que pueden acumular agua, a la limpieza y al control de los síntomas", dijeron Natalia e Ivana. Médicos de la Asistencia Pública de la capital y del Hospital Carrillo, en Yerba Buena, dictan charlas en las escuelas y envían agentes sanitarios para que hablen con chicos y padres.

En la escuela Reconquista, de Yerba Buena, los docentes enseñaron a los niños cómo reconocer lugares y objetos que pueden atraer al Aedes Aegypti. En San Pablo, los estudiantes del Instituto República de Croacia, repartieron folletos en las casas de los vecinos y a la salida de las iglesias con medidas de prevención.

Fumigaciones

La secretaria de Gestión Educativa, Silvia Ojeda, dijo que las escuelas deben estar comunicadas con los municipios y comunas para el trabajo de fumigación, desmalezamiento y limpieza de tanques. "Estas tareas deben hacerse durante los fines de semana; no hay que interrumpir las clases", explicó la funcionaria provincial.

Comentá la nota