La "Escuela de Verano" asistirá a más de 6.600 alumnos e involucra a 400 docentes en todo el territorio formoseño

Desde el anuncio a nivel nacional, el acuerdo logrado entre Nación y las provincias para asistir a todos los alumnos que adeuden materia para los turnos de febrero-marzo provocó adhesiones y rechazos por parte de los miembros de la comunidad educativa, quienes encontraron una temática para discutir problemas de docentes, padres y alumnos.
Más allá de las cuestiones paralelas que se abrieron a discusión, fuentes oficiales del Ministerio de Educación aseguran que "se ha superado la expectativa en forma amplia y estamos muy contentos por la convocatoria, ya que a la fecha –última hora del viernes- tenemos contabilizados más de 6.600 alumnos en toda la provincia, aunque nos quedan datos de las localidades más lejanas que todavía no fueron cargados al sistema".

Por este motivo, desde Planeamiento Educativo su directora Licenciada Myriam Chamorro confirmó que tuvieron que habilitar el turno tarde en varios establecimientos tanto en capital como en el interior, llegando a anotar en "esta dirección a muchos alumnos ya que los colegios habían cumplido el cupo establecido y debíamos reencausar esa situación".

La movida en la provincia involucra "a 400 docentes aproximadamente" que por el acuerdo van a recibir sus pagos desde nación una vez finalizado el curso que será aproximadamente de un mes.

Las falencias en el aprendizaje

Matemáticas y Lengua encabezan las asignaturas que presentaron mayores dificultades para los estudiantes secundarios formoseños, seguidas por Física y Química, según datos oficiales de Planeamiento, la dirección encargada de llevar adelante la coordinación de estos cursos.

Consultados por El Comercial, varios docentes coincidieron en atribuirle la falta de interés de los alumnos por las materias básicas como explicación a esta situación. "Muchos se interesan más por las que están vinculadas a la informáticas o las que requieren práctica con elementos.

Lamentablemente no podemos saber si les cuesta entender, porque desde el vamos no se muestran interesados por aprender ni atender en clases", afirma un docente de una escuela del barrio San Miguel.

Este diagnóstico es similar a las atribuidas por las autoridades provinciales cuando el grabador se apaga, lo que desnuda una realidad preocupante en todas las escalas educativas.

La metodología

Desde el lunes 18 las denominadas "Escuelas de Verano" los alumnos de colegios secundarios comenzaron a reforzar los conocimientos de las materias que reprobaron durante el ciclo lectivo anterior en los cursos que se extenderán durante todo un mes, en el marco de esta propuesta diseñada para reducir los índices de repitencia y abandono en el nivel secundario.

Tal como lo explicaron autoridades de la cartera educativa, "estas clases de apoyo pedagógico serán justamente en aquellas asignaturas pendientes de aprobar, y están dirigidas a estudiantes de los colegios secundarios tradicionales como también para los que cursan los Núcleos Educativos Permanentes para Adultos.

En total se dictan clases en cincuenta escuelas secundarias, tanto de esta capital como del interior y para la inscripción se le dieron prioridad a los alumnos que tienen entre 3 y 5 asignaturas no promocionadas en diciembre, ya que se busca la promoción del año cursado en 2009.

En cada establecimiento se trabaja con un calendario de lunes a viernes con un horario que podría variar entre las 8 y 12,30. Una hora reloj o dos horas cátedras de clase de cada asignatura por día, y los que sumaron el turno tarde están acomodando el horario más adecuado tanto para los estudiantes como para los docentes.

Las clases se desarrollarán a través de talleres teóricos-prácticos, en grupos no muy numerosos, entre 15 y a lo sumo 25 alumnos, de tal manera que permita la participación activa de cada estudiante y la atención a la diversidad de los modos de aprender. Los alumnos tendrán que cumplir con una asistencia no inferior al 85% por materia, a efectos de propiciar un compromiso sostenido de su parte.

Opiniones encontradas

Sobre la utilidad y función de este sistema de apoyo para los alumnos, hubo declaraciones encontradas.

La ministra de Educación, Licenciada Olga Comello, afirmó que "la iniciativa surge a partir de que en general los estudiantes que no aprueban las asignaturas en el ciclo lectivo no se presentan a rendir en las mesas de exámenes o fracasan, de allí surge la necesidad de una escolarización complementaria que permita atender las particularidades de ritmo y dificultades posibilidades de los alumnos.

Con ello se cumpliría una función de apoyo extra al aprendizaje de alumnos que no cuenten con medios para sostener un apoyo externo".

Sin embargo, para la dirigente de Docentes Autoconvocados, Profesora Nilda Patiño, aseguró que los docentes debemos presentarnos el 18 de febrero, o sea, que podrán tener clases de verano hasta el 17 de febrero, lo que hace aproximadamente 18 días reales de asistencia.

Porque se supone que los días de presentación son para planificar, hacer diagnósticos, construir el boceto del Proyecto Institucional, etc.

Todo el año en vano, si en 15 días de enero a febrero "se puede aprobar", esto calculando el 85 por ciento de asistencia requerida en término de días; ya que puede resultar menos aún si calculamos en función de la oferta de horas reales de clases por materias (si es una o dos veces por semana)".

Chaco duplica a Formosa en cantidad de establecimientos y alumnos

Desde el gobierno de Chaco afirmaron que la propuesta educativa se puso en marcha en 105 escuelas sedes de la provincia, con 12 mil alumnos primarios y secundarios.

En todo el Chaco funcionan 105 escuelas sedes que fueron seleccionadas en 54 de los 68 municipios de la provincia (73 primarias y 32 secundarias).

Básicamente se dictan clases de apoyo de las materias matemática, lengua, ciencias sociales y ciencias naturales. Luego los chicos practican deportes; y se organizan actividades recreativas, visitas a museos y charlas de prevención de enfermedades.

Además, una vez a la semana están previstas actividades integradoras a cargo de promotores culturales del Instituto de Cultura de la Provincia, que coordinan con los maestros de grado y profesores secundarios

Comentá la nota