La Escuela Nº 40 recibió dos computadoras

El senador provincial por el Frente para la Victoria Javier Mazza entregó ayer dos computadoras con dos impresoras multifunción a la Escuela Nº 40 de Quequén, que serán utilizadas por los alumnos que concurren a alguno de los tres servicios educativos que comparten el edificio escolar como son la EPB Nº 40, ESB Nº 312 y la Media Nº 9.
Cabe destacar que hasta el momento la Escuela Secundaria Básica no tenía computadoras y debían utilizar una máquina que estaba instalada en la oficina de Dirección del nivel primario.

Otras necesidades

“A principio de año tuvimos una reunión con el legislador Javier Mazza, donde le pedimos varias cuestiones que estábamos necesitando, entre ellas las dos computadoras con impresoras que recibimos”, relato, en diálogo con Ecos Diarios, la directora de la ESB Nº 312 Mónica Farías.

Según informó la docente, las dos computadoras entregadas por el senador superan los 4 mil pesos. A dicha donación se le sumó dos impresoras multifunción con scanner que no habían tenido nunca en el establecimiento.

“Estamos muy contentos”, manifestó la directora, precisando que “siempre estamos pidiendo por un lado y por el otro, y cuando se tiene respuesta es muy gratificante”.

En cuanto a las necesidades actuales, manifestó que “estamos precisando un espacio para el funcionamiento de un laboratorio para enseñar física y química y también pedimos que nos arreglen las calles de tierra que rodean la escuela porque están muy deterioradas”. Dichas necesidades también fueron solicitadas al legislador, quien, en principio, se comprometió a gestionar ante el intendente Daniel Molina el arreglo de las calles.

De mucha utilidad

En el marco de un breve acto, se hizo entrega de los aparatos tecnológicos ante la presencia de las autoridades del establecimiento y docentes vinculados a la enseñanza del uso de las nuevas tecnologías, así como también con la participación del senador provincial.

La directora destacó que la donación es de mucha utilidad porque, en el caso del nivel secundario, que cuenta con 138 alumnos, no tenía ninguna computadora y debían utilizar una que funcionaba en la dirección de primaria, donde tampoco había impresora.

“A mitad de año, Mazza junto con el Centro de Acopiadores nos trajo una computadora usada para poder trabajar un poco mejor hasta que llegaran las nuevas”, explicó.

Además, informó que en la biblioteca tienen cuatro computadoras más, de las cuales funcionan sólo dos que son utilizadas por los alumnos de la Escuela Media Nº 9, que funciona en el mismo edificio.

Por último, la docente dijo que “necesitaríamos ahora que nos arreglen las computadoras que no funcionan” para poder enseñar mejor el uso de las nuevas tecnologías. ///

Comentá la nota