Escuela 13: el desafío de sumar opciones en la zona rural

La Escuela 13 se llena de vida todas las mañanas, de lunes a viernes, cuando los chicos llegan desde las chacras o del área suburbana de Tres Arroyos. En el Cuartel II, en cercanías de Puente Carucho, la sede escolar se encuentra en muy buenas condiciones a partir de las tareas de mantenimiento y el esfuerzo para lograr mejoras.
Las paredes pintadas en forma reciente realzan las características del establecimiento, que en noviembre de 2007 celebró su centenario.

Integración

La directora Rosa Rosales y la maestra Susana Godoy reciben a los 19 alumnos de 1º a 6º años, comparten con ellos las horas de clase y buscan otorgarles la posibilidad que accedan a una buena formación. El respaldo de la asociación cooperadora, de la comisión de ex alumnos, de Mercantil Andina y de Cargill, entre otras colaboraciones, contribuye en ampliar las oportunidades que se ofrecen en las aulas.

"Hay muy buena integración con los ex alumnos, con los papás, con la cooperadora", destacó Rosales, quien es directora desde hace 18 años. En equipo todo es más fácil y así lo pudieron comprobar al preparar la carroza que participó en la 40ª Fiesta Provincial del Trigo, con la que obtuvieron el primer premio y recibieron 5000 pesos. Subrayó que "hombres y señoras le han puesto horas, horas y horas. Durante quince días estuvieron armando la carroza en una chacra cercana, consistió en un rancho de paja y barro. Haber ganado es un estímulo". Sobre esta iniciativa, explicó que "la comisión de ex alumnos se formó por el centenario, después siguió colaborando, se entusiasmó con la carroza, con una cena que se hace a mitad de año y con otras actividades. Sus integrantes son muy colaboradores".

En la escuela se encuentran atentos para buscar fuentes de financiamiento. En este marco, tuvo lugar la presentación de un proyecto en United Way International (Estados Unidos), a través de Fundación Cargill, y se cobrará un premio de 1000 dólares. La directora comentó que "el trabajo que enviamos abarca toda la parte pedagógica. Vamos a invertir el dinero en un proyector multimedia". Y recordó que "hace dos años ganamos un premio similar. Adquirimos una computadora e incorporamos Internet; es la única escuela rural que tiene este servicio. Además de evaluar y dar un reconocimiento a los ganadores, los organizadores hacen un monitoreo sobre la utilización de los fondos y el aprendizaje que tuvieron los chicos".

Rosales mostró gratitud con la mencionada fundación y con los empleados de Cargill, planta Tres Arroyos, por "todo el material de construcción y la pintura donados en 2008", así como valoró "el acompañamiento y asesoramiento en la presentación del proyecto en United Way International".

Las donaciones hicieron posible revocar y pintar la escuela. Los trabajos de revoque fueron abonados por la comisión de ex alumnos y el costo para la labor de pintura correspondió al Consejo Escolar.

Entre las necesidades por cubrir, hizo referencia a "cerrar donde está la bomba de agua, más allá que tiene candado precisamos ladrillos o una reja para evitar que vuelvan a robar" (ver recuadro). La filial local del Fiat 600 Club llevará a cabo un encuentro regional el 5 de abril, en el predio de la histórica estación del ferrocarril; "vamos a poner un quiosco para juntar dinero y ver si nos alcanza para hacer ese trabajo", manifestó.

En tanto, también analizan el destino de los 5000 pesos ganados por la carroza en la Fiesta del Trigo. "Cargill nos había donado todo el material para hacer la cocina, pero en ese momento no había dinero para la mano de obra en el Consejo Escolar. Puede resurgir esta posiblidad", afirmó la directora. Otra alternativa es "poner un cerco olímpico para tener la sede un poco más resguardada. El predio es de dos hectáreas y media, aunque queremos cercar una superficie más reducida. Por supuesto, tenemos alarma, pero de esta forma se podría incrementar la seguridad".

En el aula

La directora dicta clases para los alumnos de segundo ciclo, mientras que Susana Godoy es docente de primer ciclo. Al describir el programa educativo, agregó que "además hay Inglés, Educación Física, Música y Computación. Si bien los maestros especiales están designados para segundo ciclo, por un acuerdo institucional también se incluye a los chiquitos".

Según indicó, Mercantil Andina ayuda con el alimento para los alumnos. Es una forma de reforzar el comedor y la copa de leche; "el almuerzo lo envía el Consejo Escolar, es excelente este año", señaló.

Dentro de las actividades previstas, hizo referencia a "las visitas al centro, porque no todos los niños van seguido a la ciudad. Hay que llevarlos al Museo Mulazzi, a una biblioteca, junto a otros lugares".

Finalmente, expresó satisfacción por la labor conjunta con otras escuelas rurales. "Trabajamos bastante unidas. Lo que más cuesta es el transporte. Tenemos organizados encuentros en los que vamos a recibir a la comunidad educativa de la Escuela 23, de La Horqueta, y de la Escuela 51, que está ubicada en La Constancia", concluyó.

Robo y donación

El lunes 9 del presente mes, al iniciar la jornada detectaron en la entidad que habían robado la bomba de agua. Como los alumnos llegan desde lejos, no se interrumpieron las clases y se decidió traer agua en bidones de las chacras vecinas. Rosa Rosales sostuvo que "por suerte hay gente solidaria y el Fiat 600 Club nos donó una bomba sumergible nueva y los cables correspondientes, elementos indispensables para la institución. El martes 10 pusimos como reemplazo una usada, que está funcionando; no le queda mucha vida útil porque tiene un gran desgaste y cuando sea necesario la reemplazaremos por el equipamiento donado".

La bomba sustraída era nueva. Recordó que "la instalaron el 26 de febrero. La robaron pero dejaron el tablero, no creo que les haya sido de gran utilidad, lo único que lograron es hacer daño".

Comentá la nota