Escuela "Bartolomé Mitre" en estado de alerta por mosquitos.

La comunidad educativa de la Escuela Nº 139 "Bartolomé Mitre", de San Roque en Juana Koslay, se encuentran en estado de alerta y hasta amenazan con "tomar la escuela, si es necesario", según le dijeron a Periodistas en la red, "si las autoridades no hacen nada para combatir la plaga de mosquitos que hay en la escuela", afirmaron.
Denunciaron algo que tiene ribetes de escandaloso, cuando nos señalaron que "fuimos al Ministerio de Salud, para pedir que desinfecten la escuela, y nos salieron con que tenemos que poner trescientos pesos para comprar el líquido que hace falta para fumigar", algo que deja muy mal parado al ministro Adrián Garraza, puesto que señala una grave falencia de su Ministerio, que dice estar tomando todas las medidas necesarias para prevenir el mosquito vector de la enfermedad del Dengue, pero en esto no lo demuestra.

Pudimos ser testigos de la cantidad alarmante de mosquitos en los alrededores de la escuela, "y eso que, entre los padres, compramos un insecticida", de conocida marca, y con ello pudieron disminuir la cantidad del insecto que preocupa a la población, aún cuando puede no ser el Aedes Aegypti, que transmite la enfermedad, pero como se han localizado en la zona insectos de esa especie, es que los padres están algo más que preocupados.

Además, señalaron que "pedimos ayuda en la Municipalidad de Juana Koslay, pero nos dijeron que ellos no pueden hacer nada", algo que preocupa más, puesto que la amenaza del Dengue está latente, pero pareciera que todos los funcionarios, de todas las jerarquías, están más preocupados por cobrar su sueldo mensual seguro y alto, en lugar de aplicar políticas a favor de la salud pública. Y más si se tiene en cuenta que muchos funcionarios viven cerca de la zona y podrían ser víctimas de la enfermedad.

Cabe recordar que si bien hace un tiempo el intendente Eduardo Gargiulo le dijo a nuestro medio que el río es jurisdicción de Recursos Hídricos de la Provincia, dependiente del ministerio del Campo -que conduce Sebastián Lavandeira y también vive por la zona- en nombre de la salud pública, la municipalidad podría fumigar la zona, velando por los vecinos, más allá de las competencias.

Copa de leche

La copa de leche es otro problema que aqueja a esta escuela, que pareciera estar abandonada a su suerte, por parte de los funcionarios provinciales, puesto que "en lo que va del año, la cooperadora de la escuela, no ha recibido un solo centavo para la copa de leche", pero se enorgullecen porque, aún con esta adversidad "estamos dando la mejor copa de leche de la provincia", con dineros que ahorraron del mismo ítem, con lo que sobró el año pasado.

Un ejemplo de buena administración.

Comentá la nota