ESCUELA DE ARTE El lunes se abren los sobres para la finalización

“Si no hay inconvenientes y la empresa que gane la licitación trabaja dentro de los plazos previstos, estimamos que para junio del año que viene tendríamos finalizada la obra”, afirma esperanzado Martín Kieffer, el vicedirector de la Escuela Provincial de Arte, que lleva varios años en la lucha por el espacio propio.
Tras varias idas y vueltas, finalmente el inmueble de Saavedra y Chacabuco podrá ser terminado durante el próximo ciclo lectivo, ya que el gobierno provincial entregó a la “Xul Solar” cerca de 100 mil pesos –sobre un total de 1.109.000-, para la finalización de la tercera y última etapa de la obra.

En tal sentido, el próximo lunes se procederá a la apertura de sobres del proceso licitatorio para culminar las dos plantas y realizar la conexión de la nueva estructura –lindera con el Teatro La Ranchería- con la parte histórica del edificio.

“La Escuela de Arte desde hace ya unos cuantos años tiene una insuficiencia edilicia –manifestó Kieffer- razón por lo cual el Municipio le alquilaba un edificio anexo; en el 2004 surgió la posibilidad, a través de trámites que en la Dirección de Infraestructura de la Provincia, de solicitar un subsidio para generar una ampliación del edificio sede, que está en Saavedra y Chacabuco. Después de idas y vueltas se resolvió la demolición de la parte trasera, que linda con el Teatro La Ranchería, y la construcción de dos plantas para concentrar toda la escuela en un solo inmueble”.

“En ese entonces el dinero era de Provincia y la ejecución estaba a cargo del Municipio; por distintas razones la ejecución se fue demorando y eso significó que los valores de construcción más las reformas que se fueron haciendo, generaran que se fuera desactualizando el monto inicial y lo que en un principio podía alcanzar para todo alcanzó para lo que hoy se ve, que el la estructura de planta baja y planta alta”, explicó.

Esa circunstancia hizo que la obra pasara directamente a manos de la Provincia, que la declaró en “situación de emergencia” y en 2007 pasó a formar parte del paquete de inversiones para establecimientos educativos.

Es así como se le asignaron 1.109.000 pesos para la finalización de las obras y la puesta a punto del inmueble. “Recientemente se entregó un cheque con alrededor de 100 mil pesos con los que empezará a trabajar la empresa que gane la licitación”, indicó el vicedirector y agregó que “el plan de obra asigna a la empresa un plazo de tiempo de 210 días para finalizar la construcción, si a nivel de licitaciones no hay inconvenientes, si la empresa trabaja dentro de los plazos previstos y no se producen interrupciones, creemos que para junio del año que viene la escuela podría estar en condiciones, con lo cual la esperanza es hacer el traslado del grueso administrativo y de cursada que hoy funciona en Benito de Miguel 31 durante o en los días posteriores a las vacaciones de invierno”.

Comentá la nota