Un "escudo" contra la amenaza nuclear iraní

Oferta de Hillary a los aliados de EE.UU.
BANGKOK.- Ante la creciente posibilidad de que Irán logre tener un arsenal nuclear, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, afirmó ayer que Washington reforzaría las capacidades militares de sus aliados en el Golfo Pérsico mediante el despliegue de un "paraguas defensivo" en la región.

Sin descartar la posibilidad de un diálogo con Teherán, impulsada por el presidente norteamericano, Barack Obama, Clinton reiteró que era inaceptable que Irán obtuviera armamento nuclear y dijo que una bomba atómica no haría más seguro a este país, cuyo programa nuclear es considerado por Washington y las potencias occidentales sospechoso de perseguir fines militares.

"Mantendremos abierta la puerta [para negociar con Irán], pero también hemos dejado en claro que tomaremos acciones, como he dicho una y otra vez, acciones paralizantes, trabajando para actualizar la defensa de nuestros socios en la región", dijo Clinton a la televisión tailandesa.

"Si Estados Unidos amplía un paraguas de defensa en la región, si apoyamos aún más la capacidad militar de los Estados del Golfo, es improbable que Irán sea más fuerte o más seguro, porque no será capaz de intimidar y dominar como aparentemente cree que podrá una vez que tenga un arsenal nuclear", agregó la funcionaria.

Las duras advertencias de Hillary se produjeron en medio de versiones sobre supuestas discrepancias entre la secretaria de Estado y Obama, a quien algunos sectores conservadores acusan de tener una conducta débil frente al avance iraní. La gira de Hillary fue interpretada como una oportunidad para mostrarse más firme. En este contexto, poco antes de partir de Washington, la secretaria de Estado había lanzado una dura advertencia a Teherán, al afirmar que la oferta de diálogo de Washington a Teherán era por tiempo limitado.

Las declaraciones de ayer de Clinton no fueron bien recibidas en Israel, donde el gobierno de Benjamin Netanyahu calificó el programa nuclear iraní como una amenaza para su existencia. "Escuché sin entusiasmo las declaraciones, según las cuales Estados Unidos defendería a sus aliados en caso de que Irán utilizara el arma nuclear, como si se hubieran resignado ya a esta posibilidad, lo cual constituye un error -afirmó el ministro de Inteligencia y Energía Atómica, Dan Meridor-. No hay que actuar ahora suponiendo que Irán logrará dotarse de un armamento nuclear, sino impedir que esto ocurra."

Clinton participa en Tailandia del foro sobre seguridad de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean, por sus siglas en inglés), que debate la situación en Myanmar (ex Birmania) y la actividad nuclear de Corea del Norte. Allí, la secretaria de Estado advirtió sobre el posible traspaso de tecnología nuclear norcoreana a la junta militar birmana.

Comentá la nota