Escrutinio: el oficialismo mantuvo la ventaja, pese a los reclamos de Unión Pro

El peronismo disidente aseguraba que iba a recuperar casi 10 mil votos y meter un 5to. edil. Pero no se movió la tendencia. Para el apoderado del FPV las denuncias fueron "pelotudeces que buscaban robar la voluntad popular".
Finalmente ayer terminaron de sepultarse las ansias de Unión Pro, partido que aseguraba iba a conseguir un concejal más en el escrutinio de las elecciones del pasado 28 de junio.

Es que al provisorio 46% para el zuccarismo y 32% para el denarvaísmo, que repartía las 10 bancas del Concejo Deliberante en 6 y 4 respectivamente, los opositores aseveraban que le iban a sumar cuando comiencen a abrirse las urnas unos 10 mil votos más.

Sin embargo, la Justicia Electoral apenas abrió 19 urnas (Unión Pro pretendía que se abran más de 200), ya que primero las planillas de los fiscales del zuccarismo, el properonismo y las remitidas a la junta coincidían casi en su totalidad.

Pero de esa veintena de mesas revisadas nuevamente, las tendencias se mantuvieron y no hubo diferencias respecto a los datos volcados en las actas.

"Los números finales van a ser los mismos, y de hecho quizá remontemos algunas décimas nosotros", disparó el apoderado del Frente Justicialista para la Victoria, Ángel Pérez Bodria.

Él fue uno de los encargados, por parte del oficialismo, de seguir de cerca el escrutinio final.

Visiblemente ofuscado, Pérez Bodria salió ayer a cuestionar las denuncias de Unión Pro, principalmente las que salieron desde el lado felipista de esa alianza, encabezada por el folclorista Gustavo Trindade. El ahora concejal electo había puesto en duda la transparencia de los comicios, incluso denunciando antes del acto electoral que se preparaba un fraude pergeñado por Néstor Kirchner y Humberto Zúccaro.

Luego, una vez que empezaron a aparecer los primeros datos, y pese a la buena elección local de Unión Pro, Trindade redobló la apuesta y denunció que había deferencias "abismales" entre las planillas de escrutinio de su partido y las del oficialismo, además de haberse detectado que en varias mesas el partido por el que él era candidato no tenía votos, en contra de la tendencia general.

"Yo pensé al principio que hablaban por ignorancia, pero me di cuenta que eran mal intencionados. Creyeron mediocremente que le quitaban relevancia al triunfo del intendente, pero demostraron la clase de política que hacen, bastardeada por todos lados y en donde parece que aprendieron a robar. Porque se robaron las boletas entre ellos primero, y luego pretendieron con denuncias infundadas robar la decisión de la gente", enfatizó Pérez Bodria, en referencia a la cruenta interna que signó a Unión Pro los días finales antes del cierre de listas, donde aparecían y desaparecían las nóminas sin que se sepa jamás por responsabilidad de quién o quienes.

"Lo de Trindade fue de Harry Poter, porque mágicamente sabía que la lista que encabezaba Gustavo González iba a ser robada el sábado, por lo que un día antes presentó una propia, que también luego fue modificada en las posiciones; fue asqueroso lo que hicieron", recordó un vehemente Pérez Bodria.

"Los fiscales de Unión Pro presentes en el recuento debieron firmar las actas ahora, porque no pueden negar la realidad. Pero cuando nos tratan de pelotudos y dicen boludeces y estupideces creo que corresponde que digan que se equivocaron. Espero que pidan perdón", cerró el apoderado del FPV.

Comentá la nota