El escrutinio académico

El escrutinio académico
En la mayoría de las casas de estudios fueron reelegidos los actuales oficialismos. La pelea por definir nuevos decanos quedó planteada en las facultades de Arquitectura y de Agronomía.
Las elecciones de consejos directivos concluyeron en las facultades de la UBA y dejaron el camino libre para la designación de decanos y, finalmente, la elección del rector, el 14 de diciembre. La semana pasada, en las facultades de Ingeniería y de Farmacia las listas que apoyan a los actuales decanos, Carlos Rosito y Alberto Boveris, respectivamente, lograron imponerse y obtener la mayoría. En Ciencias Exactas, el decano Jorge Aliaga también vio imponerse con autoridad a su lista de profesores y tiene asegurada su continuidad para el período 2010-2014. En Arquitectura se impuso la lista del radical Martín Marcos sobre la del vicedecano Luis Bruno (radicales, peronistas, macristas y aliados) y disputarán la conducción de la FADU con el actual decano, Jaime Sorín. Y en Agronomía, los comicios dejaron paridad entre los candidatos y definen los estudiantes.

Confirmando la tendencia que se viene dando en casi todas las unidades académicas, las elecciones del claustro de profesores dejaron el camino allanado para que los decanos en funciones continúen por un período más. Así, en Farmacia y Bioquímica el decano Alberto Boveris se presentará a la reelección apoyado por la lista Desarrollo Académico en el siglo XXI (radicales y aliados), que sumó cinco representantes por la mayoría que consolidaron sus aspiraciones. La opositora Lista Académica se quedó con los tres restantes consejeros del claustro.

En Ingeniería, el decano Carlos Rosito tiene despejado el acceso a su segundo mandato. En el comicio del claustro de profesores, la lista 9 Universidad Profesional y Académica que lo apoya como candidato alcanzó el 61,7 por ciento de los votos (145 sufragios), logrando una mayoría de cinco consejeros. Detrás, la lista 6 de Junio alcanzó los 83 votos (35,32 por ciento) y obtuvo los tres representantes por la minoría. El oficialismo de la facultad suma a la mayoría del claustro de graduados y la minoría estudiantil, que apoyarán a Rosito una vez que se convoque a la sesión de consejo directivo para designar a las autoridades.

En Exactas, la situación no podía ser más favorable para el decano Jorge Aliaga. La lista Afirmación Democrática Universitaria (centroizquierda) que impulsa su reelección fue la única que logró presentarse para el comicio, por lo que se quedó con los ocho escaños del claustro. Aun así lo hizo con la adhesión de 178 profesores (78,76 por ciento), contra 48 votos en blanco (21,4 por ciento) de los 235 profesores de la facultad que participaron de la elección. Así, con la mayoría de graduados también a su favor esperará tranquilo hasta que se vote su continuidad al frente de la facultad.

Las facultades que presentan mayor nivel de incertidumbre son las de Arquitectura y Agronomía. En la FADU, la elección del claustro de profesores fue favorable para la lista Acuerdo FADU (radicales y aliados), que conduce Martín Marcos: consiguió 79 votos y logró la mayoría de cinco bancas. Encuentro (peronistas, radicales, macristas y aliados), que responde al vicedecano Luis Bruno, logró 69 votos y se llevó la minoría de tres. Ningún sector tiene votos suficientes para imponerse por sí solo y la elección se definirá entre las aspiraciones de Sorín, Marcos y Bruno. Parecen tener más probabilidades de llegar a un acuerdo el actual decano y Marcos, porque ya compartieron lista en las elecciones de graduados.

En la Facultad de Agronomía, la situación es muy pareja. El espacio liderado por el decano Lorenzo Ba-sso, de licencia por ejercer el cargo de viceministro de Agricultura, obtuvo la mayoría de profesores: la lista Convergencia fue apoyada con 67 votos (54 por ciento) y sumó cinco representantes que impulsan la candidatura de Rodolfo Goluscio. Propuesta 2020, que responde al ex decano Fernando Villela, se quedó con la minoría de tres al conseguir 53 sufragios (44 por ciento). Así, los dos espacios están empatados en seis consejeros cada uno, por lo que los estudiantes serán quienes inclinen la balanza. La mayoría estudiantil, en manos de la agrupación independiente LAI, apoyó a Basso hace cuatro años

Comentá la nota