Con escrache ruralista incluido la presencia de Kirchner en Necochea agitó las interna del sindicalismo

Los vientos de la costa necochense agitaron las relaciones entre el poder sindical y Néstor Kirchner. En un acto en el que el ex presidente vio la oportunidad de demostrar su cercanía al moyanismo, las fisuras con otro líder sindical se hicieron evidentes. Gerónimo "Momo" Venegas no asistió al acto en el que Hugo Moyano reafirmó su titularidad ante la Central Obrera de Trabajadores (CGT). ¿La razón? Ni más, ni menos que el presidente del Partido Justicialista.
Las relaciones entre Kirchner y el secretario Interior de la CGT no son las mejores desde que se desató el conflicto con el campo. Para evitar cruces, el dirigente de los rurales ayer no estuvo presente en el Congreso de Camioneros que se realizó en el camping que ese gremio tiene en la ciudad de Necochea.

Según se pudo confirmar , Venegas evitó el encuentro con Kirchner. El dirigente tiene grandes diferencias con el actual presidente del PJ por las "elecciones a dedo" en los cargos en el partido, según explicó en varias oportunidades. " Soy crítico del ex presidente y no quiero generar ningún problema" ya que el encuentro entre Moyano y los camioneros " tiene que ser una fiesta y yo no quiero ser un motivo para entorpecerla", afirmó el dirigente a la prensa local.

Pero además, "Momo" tuvo un gesto que podría interpretarse como una provocación: encabezó un encuentro con dirigentes regionales de la Central, con pocos minutos de diferencia y en la misma ciudad. Mientras Kirchner le brindaba un guiño a Moyano desde el atril y anunciaba que el Gobierno va a defender el empleo en el medio de las consecuencias de la crisis global, el titular de las 62 Organizaciones estuvo en el predio que la Unión de Trabajadores Rurales (UATRE) tiene en la localidad bonaerense, en el mismo sector del camping de los camioneros, calle de por medio con el anterior.

Por su parte, el ex presidente minimizó las diferencias y señaló que Venegas le merece " el mayor de los respetos".

Sin embargo, hay otras razones que raspan los vínculos y justifican la ausencia de Venegas. También tiene nombre y apellido: el intendente de Necochea, Daniel Molina. De origen radical, supo acercarse al kirchnerismo a través de Roberto Porcaro -uno de los artífices de la denominada Concertación Plural-, pero sin alcanzar la categoría de radial K. El intendente incluso se manifestó en contra de las medidas del Gobierno nacional en torno al conflicto con el campo.

Molina considera a "Momo" uno de sus principales enemigos en el distrito, y desde que llegó a la intendencia se acercó a Moyano para tener "una pata" sindicalista para desarrollar proyectos e inversiones en la ciudad. El gremio de los camioneros es el que tiene más tierras destinadas a los campings en la ciudad y, además, trascendió que Hugo le habría prometido la construcción de un hotel 5 estrellas frente a la costa necochense y la explotación de la playa de camioneros.

Scioli, tocó la puerta y se fue.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, viajó en el mismo avión que el ex presidente. Llegaron juntos al camping de los camioneros, caminó junto a Kirchner y Moyano hasta el salón de usos múltiples donde se realizó el congreso, pero en la escalinata, antes de ingresar, se despidió y se fue. A pocos kilómetros, y en cuestión de minutos, se inauguraba la Copa Davis en Mar del Plata.

Comentá la nota