Por un escrache, Reutemann no fue al diálogo político con Binner

Por un escrache, Reutemann no fue al diálogo político con Binner
En la puerta de la Gobernación lo esperaban afectados por las inundaciones.
El diálogo político impulsado por el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, se inició rengo. Fue porque para evitar un "escrache" de inundados frente a la Casa de Gobierno, el senador nacional Carlos Reutemann decidió pegar el faltazo.

La reunión -sin Reutemann- se llevó a cabo con el resto de los invitados en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. Durante una hora y media se analizaron la situación social, laboral y la pobreza.

Binner, en declaraciones al término del cónclave, señaló respecto a la ausencia de Reutemann: "se que habló con el ministro de Gobierno Antonio Bonfatti y se disculpó por no asistir. Tiene las puertas abiertas", remarcó.

Allegados al ex piloto de Fórmula Uno le confiaron a Clarín que Lole llamó por teléfono al ministro Bonfatti y le explicó que por "falta de condiciones de seguridad provocada por un grupo reducido de manifestantes que permanecían en la explanada de ingreso a la Casa de Gobierno, con pancartas de protesta por las inundaciones en Santa Fe, decidí no concurrir".

Cuando ingresó el jefe de la bancada kirchnerista en el Congreso de la Nación, el diputado rosarino Agustín Rossi y su hermano Alejandro, fueron escrachados e insultados por alrededor de 20 personas que reclamaban soluciones por las inundaciones.

Esta es la cuarta vez que los Rossi pasan por una situación similar en territorio santafesino. Anteriormente habían sido escrachados en su propia casa en Rosario, luego por productores rurales de Laguna Paiva durante la campaña y después en Reconquista.

Fuentes del gobierno provincial dijeron a Clarín que "este grupo de manifestantes pertenecen a la Marcha de las Antorchas y a los inundados que todos los martes realizan su protesta frente a la Casa de Gobierno". Aclararon que ayer fue lunes, pero "como estamos en democracia no podemos evitar una manifestación", se excusaron desde el socialismo. Desde sectores del peronismo destacaron la tardía presencia policial.

Pasadas las 18 se inició el diálogo político, donde estuvieron presentes 17 de los diputados nacionales (sólo faltaron dos: Silvestre Begnis y Fiol, quienes avisaron con antelación). De los senadores sólo faltó Reutemann.

Después del encuentro la senadora nacional Roxana Latorre y los diputados Rossi, se alejaron rápidamente por una puerta lateral y no conversaron con el periodismo. Trascendió que Agustín Rossi, quien viajó en avión a Santa Fe, debía regresar ya que tenía una importante reunión de la comisión Parlamentaria en el Congreso en Buenos Aires.

Tras la derrota electoral del 28 de junio, el Frente Progresista Cívico y Social intentó, al igual que la Nación, dar el puntapié inicial para el diálogo político. Pero a la convocatoria faltó el jefe del peronismo santafesino y quedó trunca la posibilidad de que estuvieran por primera vez cara a cara Carlos Reutemann y Hermes Binner.

Comentá la nota