Por el escrache en Paraná la Nación denunciará a dirigentes del campo

El Gobierno nacional denunciará a De Angeli y otros dirigentes por "perturbación de la seguridad aérea". Es por la protesta que los ruralistas realizaron en la Brigada Aérea de Paraná. El "melli" dice que es un perseguido político
Según se informó, la ministra de Defensa, Nilda Garré, ordenó el inicio de acciones penales "contra los responsables de la perturbación de la seguridad aérea producida en la base militar de Paraná". Garré dispuso que se realice una denuncia "por la violación del artículo 190 del Código Penal que castiga acciones contra la seguridad en los medios de transporte, incluidos los aéreos".

El Ministerio de Defensa denunció a través de un comunicado que el ruralista De Angeli y sus seguidores "en el día de ayer ingresaron abruptamente en la pista de la base de la Fuerza Aérea Argentina situada en la ciudad de Paraná". La protesta tuvo lugar cuando estaba allí la presidenta Cristina Kirchner.

"La acción legal está dirigida a enfrentar los actos de quienes perturbaron la seguridad de la Presidenta de la Nación, del conjunto de las personas que se encontraban en la estación aérea y de los funcionarios nacionales y provinciales allí reunidos", sostuvo Defensa. Además, la ministra ordenó a la Fuerza Aérea el relevo de sus funciones del jefe de la II Brigada Aérea con sede en Paraná, comodoro Juan Eduardo Tozzo, responsable de la seguridad en dicha brigada militar.

Este jueves, productores rurales de Entre Ríos, encabezados por De Angeli, lograron sortear la seguridad oficial para entregar un petitorio a la presidenta Kirchner cuando arribó a la Brigada Aérea II de Paraná. Nuevamente, la cobertura periodística de INFORME DIGITAL fue tomada como fuente confiable por medios nacionales como los diarios La Nación y Perfil. Cristina Kirchner llegó pasadas las 12:30 a la base aérea para encabezar un acto en la capital entrerriana y se encontró con alrededor de 150 productores rurales que se habían acercado a la zona de aterrizaje para entregarle el documento.

Los manifestantes habían traspasado la seguridad, a cargo de efectivos de la Fuerza Aérea.

Al acercarse a la pista de aterrizaje los manifestantes se encontraron con la custodia presidencial y personal de seguridad de la Gobernación que intentaron detenerlos.

Fue un momento tenso, en el que se produjeron algunos empujones y corridas, pero que no impidió a un grupo de productores saltar las vallas y acercarse a la pista.

Comentá la nota