Escorpionismo: positivos resultados en control de plagas urbanas

Escorpionismo: positivos resultados en control de plagas urbanas
El secretario de Ambiente de la provincia, Nito Brizuela, destacó que las actividades propuestas y desarrolladas para el control de escorpiones, muestran un constante descenso de casos de personas picadas, con una disminución del 30% desde el año 2006.
En el marco del Plan Provincial de Prevención y Control de Plagas Urbanas que lleva adelante la Secretaría de Ambiente, Brizuela informó sobre los resultados obtenidos del análisis realizado al finalizar el año, donde se constata la disminución de casos en los últimos tres años (2007, 2008 y 2009), y señaló que "esto es un claro indicativo de la disminución en la población de escorpiones, que años atrás generaba decesos, con la lógica preocupación de las autoridades provinciales y municipales, además del temor, molestia y reclamo de la comunidad".

Asimismo, explicó los alcances del accionar dentro del plan, donde el mayor énfasis se puso en promover el orden e higiene de las viviendas, con una acción educativa casa por casa, eliminación de enseres y elementos acumulados, desmalezar, insistiendo en mejorar el manejo de la basura domiciliaria, retirar escombros, pilas, ladrillos, bloques, piedra amontonada, y los cuidados a nivel individual como revisar la ropa en armarios, roperos, mover cajas y colocar repelentes.

En este sentido, aclaró que un punto clave es la inmediata eliminación de los pañales de los niños que deben ser colocados en una bolsa y recién depositarlos en el cesto de basura de la vivienda. Además se debe verificar que no queden restos de materia fecal de los bebes en camas, cunas y cambiadores ya que los alacranes son atraídos por el olor de la misma y corren riesgo de ser picados.

Por otro lado, Brizuela detalló que en los datos de casos de personas picadas desde el año 1999, se pudieron observar períodos de alternancias en la cantidad de casos, y con un sostenido descenso desde el año 2006. En relación a esto, indicó que la importancia del informe radica en el seguimiento efectuado durante los últimos 10 años.

El porcentaje con respecto al año de mayor casos (2006) es del 45.3%, y con relación al año 2008 es del 25,8%. "Es bueno señalar que muchas de las medidas de prevención y control son similares a las del mosquito Aedes, por lo tanto el trabajo que antes se hacía para el escorpión tuvo efecto sobre la presencia de mosquitos y las que ahora se hacen para disminuir y eliminar Aedes, tienen efecto sobre la presencia de los escorpiones, demostrando una vez más que el eje del trabajo es orden e higiene, saneamiento de la vivienda dentro y fuera", agregó el secretario de Ambiente.

Asimismo, indicó que en noviembre de los últimos años sigue siendo el de mayor cantidad de personas picadas, no pudiendo hasta ahora determinar cuál es la causa o factor que otorga a este mes una mayor presencia de escorpiones en el medio.

Enfatizó también que "el seguimiento mes a mes de los datos sobre personas picadas es parte fundamental del trabajo de Vigilancia Entomológica que se hace desde el área de Prevención y Control de Plagas Urbanas de la Secretaría de Ambiente".

Entre las hipótesis de trabajo para explicar la disminución, Nito Brizuela explicó que se consideran algunos factores como la limpieza y la adopción de medidas sanitarias en la vivienda; un mayor conocimiento sobre la especie por parte de la población; disminución del alimento de escorpiones (otros insectos); mayor precaución y cuidados a nivel personal con el calzado, pañales, etc.

"Los otros factores que tienen que ver con la proliferación y desarrollo, mayor reproducción e incluso –según especialistas- más toxicidad en el veneno, es el cambio climático y dentro del mismo, las lluvias torrenciales que inundan los nidos, altas temperaturas y humedad", puntualizó.

Por último, resaltó que el Calentamiento Global y el Cambio Climático, fenómenos que además de producir los problemas de sequías e inundaciones, lluvias torrenciales, tormentas, etc., tienen efecto sobre la proliferación de insectos, por lo que se propone para el presente año, actividades educativas, acciones concretas sobre temas de cuidados y prevención, vulnerabilidad, mitigación, elaboración de escenarios de riesgo y de modo muy especial la cuestión más actual, la adaptación al cambio climático.

Comentá la nota