Los escollos de Jaque para cerrar 2009

Los escollos de Jaque para cerrar 2009
Tres frentes de tormenta impiden pensar ya en 2010. La discusión salarial aún abierta con los estatales, las cuentas que no cierran y un presupuesto que choca con el rechazo a los superpoderes.
El Gobierno se enfrenta a una semana reducida en días hábiles pero cargada de temas candentes que hasta ahora le impiden cerrar 2009 para empezar ya a planificar lo que será 2010. Los números no cierran, los reclamos salariales aún persisten y el presupuesto está trabado frente a la intención oficial de incluirle superpoderes.

Cerrar el año con los sueldos al día y evitar así un conflicto generalizado con los estatales es uno de los grandes anhelos de la administración Jaque aún sin cumplir.

Si bien hay fuertes rumores de un alivio financiero que llegaría por medio de un crédito puente del Banco Nación por $ 100 millones, el Ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, se encargó de minimizarlos y, por el contrario, arrojó más incertidumbre sobre cómo hará la provincia para pagar los salarios, ya que hasta ahora no habría con qué. "Se han hecho gestiones pero aún no hay nada confirmado", expresó Cerroni.

Según el titular de Hacienda, a 72 horas de que venza el plazo para depositar los haberes de los empleados públicos, las posibilidades de financiamiento no son muchas. "Entre mañana (por hoy) y el martes vamos a reunirnos con los subsecretarios y el Gobernador para analizar los números y definir cuál es la alternativa que tenemos. Si la postergación de pagos (a proveedores) o que lleguen fondos", puntualizó sin dar más detalles.

El segundo aspecto que hace foco en las cuentas provinciales tiene que ver con el presupuesto.

Durante esta semana desfilarán uno a uno por la Casa de las Leyes los ministros de Jaque explicando el por qué de una suba en la pauta general de gastos para 2010 del 16% en comparación a lo previsto en 2009. También harán lo suyo los representantes del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas y Fiscalía de Estado.

Pese a que se respira optimismo en las filas del PJ, la existencia de "superpoderes" es uno de los puntos álgidos del debate legislativo. La idea de apoyar un presupuesto que permita gobernar por decreto, moviendo partidas a discreción, y obviando las ley de contabilidad pública y el aval de la Legislatura, es fuertemente rechazado tanto por los referentes de la oposición como por sectores del oficialismo.

Así lo hizo saber uno de los principales negociadores que tiene el Gobierno, Jorge Tanús, presidente de la Cámara de Diputados.

"Es una manía recurrente de los ministros poner esos artículos que al final nunca prosperan. Además, los objeté cuando era oposición y no los voy a aprobar ahora", subrayó Tanús, para quien "no hay contingencia declarada y, si eso ocurriera, que el Ejecutivo envíe una ley aparte como corresponde. Tenemos que terminar con esas cosas y lo digo como oficialista".

La negociación con los gremios es otro de los frentes abiertos que tiene la administración Jaque .

Mientras en Gobierno se ufanan de haber desarticulado los conflictos con la gente de Troles y Registro Civil y mantener una buena relación con el SUTE, entre otros gremios, la feroz disputa que mantienen con la plana mayor de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) sigue invariable.

El ministro político de Jaque, Mario Adaro remarcó que "mantendremos el diálogo con las entidades gremiales" pero no quiso hablar de Raquel Blas. En tanto la dirigente sindical aseguró que, además de la denuncia penal, le sumarán otra en el fuero laboral o civil si fuera necesario.

"A falta de una ley están violando tres", manifestó.

Comentá la nota