En Escobar, un Cariglino muy jugoso. Tolerante con Solá, crítico con Kirchner

El jefe del municipio de Malvinas Argentinas se refirió a la división del Peronismo bonaerense.
El poderoso intendente de Malvinas Argentinas, uno de los principales apoyos para el gobierno nacional en el conurbano bonaerense, en una visita a Escobar junto a los ministros provinciales Claudio Zin y Daniel Arroyo, hizo declaraciones donde se mostró tolerante con el llamado "Peronismo disidente" y deslizó alguna crítica a la forma de conducción de Néstor Kirchner.

InfoBAN le preguntó si la Unión-Pro que en la provincia está representada por Francisco De Narváez y Felipe Solá, representa a un sector del Peronismo o hacían una utilización oportunista del nombre.

"En el Peronismo siempre convivieron distintos sectores, a veces enfrentados, yo creo que es algo inherente a la democracia, si alguien quiere señalarle errores al otro sector, tiene derecho a hacerlo y nadie tiene porqué enojarse".

¿Usted no considera entonces a Felipe Solá un traidor? - retomó el cronista .

"Es un compañero con el cual es este momento tenemos divergencias, yo creo que se equivocó, que si tiene críticas, si cree que este momento se necesita más el diálogo y el consenso que el enfrentamiento, debería haberlo peleado adentro del Partido Justicialista, pero está dentro de las reglas del juego si decidió ir por afuera".

¿Usted considera que es hora de hacer críticas?

"Siempre es buen tiempo para corregir errores, y errores cometemos todos".

¿No cree que votar por el PJ o por Unión-Pro es votar por la continuidad o por un freno al modelo?

"Va a haber de las dos cosas, nosotros esperamos que la gente nos acompañe por lo que estamos haciendo para mejorar la situación de todos los sectores, los intendentes, los concejales, somos los ue estamos más cerca de los reclamos de la gente". Manifestó, dejando entrever que si el PJ gana, le deberá el triunfo a la base de sustentación que los jefes comunales del conurbano le dan a la boleta del oficialismo.

Comentá la nota