Escepticismo en Wall Street por los anuncios sobre el Indec

Los bancos critican que continúe la influencia de Moreno; defensa de la Presidenta
Los bancos de inversión y economistas locales recibieron con una fuerte dosis de escepticismo los anuncios de cambios en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) formulados por el Gobierno.

Anoche, Cristina Kirchner realizó una enfática defensa de la decisión: "Me siento una presidenta de cuentas claras". En un acto en Casa de Gobierno, la jefa de Estado destacó el hecho de haber convocado a las universidades para "la evaluación y el seguimiento de todos sus programas [del Indec], pero en especial del IPC, a partir de 1999, para que no haya duda alguna". Luego, admitió que "la crítica que se podría hacer es por qué no haberlo hecho antes".

Pero las reacciones privadas fueron negativas en forma unánime.

Un informe del banco Credit Suisse First Boston indicó que la designación de Norberto Itzcovich como director técnico del "nuevo" Indec "va en la dirección opuesta" de lo que esperaban los mercados y la opinión pública, ya que "preserva la influencia de Moreno en el Indec".

"Los cambios propuestos para el Indec son un primer paso para restaurar la credibilidad de los datos de la Argentina, pero en sí mismos difícilmente cambien la percepción sobre estas cifras", indicó la analista Carola Sandy.

Al respecto, agregó que, aunque con las modificaciones se acorte la brecha entre las cifras oficiales y las estimadas por el sector privado, "somos escépticos sobre la posibilidad de una revisión sustancial de los datos históricos dado el potencial costo alto (político, legal y financiero) de reconocer que el Indec pueda haber publicado datos inexactos". Además, Sandy relativizó las posibilidades de éxito de un posible canje o una recompra de los bonos ligados a la inflación, por el alto costo y los escasos recursos que tiene el país.

Por su parte, los analistas Daniel Volberg (Morgan Stanley), Alberto Bernal (Bulltick) y Daniel Kerner (Eurasia) también expresaron sus cuestionamientos.

"Moreno se va a ir, pero lo más tarde posible, aunque no creo que pueda hacer otro papelón porque la balanza política cambió con las elecciones", expresó Bernal.

Volberg sostuvo que "es necesario hacer cambios para transparentar las estadísticas y la mejor forma de hacerlo sería abriendo un concurso y transparentando las estadísticas con un proceso de selección de la gente para la gestión del Indec, pero no vi nada de ese estilo en lo que están proponiendo".

Tajante, Kerner agregó que a su modo de ver "no cambia nada" con los anuncios "ya que nombraron al funcionario que querían los Kirchner y Moreno". El analista de Eurasia dijo que "el Gobierno dio la misma respuesta de siempre: engañan pensando que la gente lo va a creer, pero nadie les cree".

Además, indicó que "aunque nadie duda sobre el pago de la deuda de este año y existen ciertos interrogantes sobre el año próximo, el principal problema actual es más político que económico".

En ese sentido, los analistas financieros destacan que el Gobierno deberá hacer un esfuerzo mayor para ordenar el frente fiscal y acercarse, de una u otra manera, al cuestionado regazo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Comentá la nota