Escepticismo frente al nuevo llamado de Jaque

Escepticismo frente al nuevo llamado de Jaque
Para la oposición, la "provincia no resiste una foto más", en alusión a las otras convocatorias que se hicieron. Casi todas sin éxito.
Después de los frustrados acuerdos por "la seguridad" y el "consejo económico y social", ente otras iniciativas, el gobernador Jaque volvió a la carga una vez más con otro llamado a la construcción de "acuerdos estructurales" para lograr políticas de Estado en el marco del Bicentenario y el abordaje de temas estratégicos que pretenden llevar adelante durante el año que se aproxima.

Ante este nuevo llamamiento del mandatario provincial, la oposición respondió con escepticismo. "La provincia no resiste una foto más", lanzó el diputado nacional Omar de Marchi del PD.

"Uno siempre tiene voluntad de acordar pero el problema es que este es un gobierno poco confiable" añadió César Biffi presidente de la UCR mendocina.

Del sector sindical, Raquel Blas, secretaria de la Asociación de Trabajadores del Estado, consideró necesario "un marco de respeto" para impulsar cualquier clase de consenso además de firmeza en la "decisión política para llevarlo a la realidad".

En tanto, desde las cámaras empresariales aguardan la convocatoria con esperanza. "Todo lo que sume es importante", expresó Jorge Panela presidente de la Cámara de la Construcción.

Durante el fin de semana y con la firma del acuerdo por la coparticipación de fondo, Jaque aprovechó la oportunidad para hacer un nuevo y enésimo llamado al consenso en temas que considera "estratégicos" para la provincia.

En la lista se encuentran la Ley de Educación, el plan estratégico territorial (en el marco de la Ley de Uso del Suelo), la reforma política (para adecuar el sistema al nacional), la creación de la Empresa Provincial de Energía (proyecto que será reflotado) y la reforma judicial. También figuran tópicos más polémicos como son los dos proyectos mineros: Potasio Río Colorado y San Jorge y la nueva Ley de Catastro.

Aunque nadie descartó la posibilidad de aceptar el llamado del Gobernador, el común denominador entre las fuerzas políticas y el sindicalismo fue la palabra desconfianza.

Es que el remanido instrumento ha sido implementado pero no tuvo eco en el tiempo. El "acuerdo por la seguridad", el "consejo de ex gobernadores" y el más reciente de todos, el "consejo económico y social", forman parte de la historia inconclusa de los consensos. Por el momento la única excepción es el "Consejo de Estado" que deriva de la ley de Uso del Suelo, que continúa con reuniones periódicas.

"El Gobierno es poco confiable. Es un convocatoria tardía y los antecedentes son muy malos. Basta recordar lo que pasó con la ley de endeudamiento. Va a ser muy difícil trabajar con un gobierno que hace trampa", comentó Biffi.

Calcada fue la respuesta de Juan Carlos Jaliff, por eso el presidente del Confe pidió "taquígrafos y periodistas", como un mecanismo para "asegurar que cumplan con lo que dicen" en caso de que respondan al llamado de Jaque. "Han mentido tantas veces que el Gobierno ha perdido credibilidad", añadió.

Para la dirigente de ATE,es indispensable la predisposición política de poner en práctica los consensos logrados, situación que por el momento "no la veo", afirmó, aunque después aclaró que "no digo que sea imposible, pero si muy difícil".

Por su parte, Carlos Ostropolsky del Consejo Empresario Mendocino apuesta a la esperanza: "Cada sector tiene que arrimar ideas y entre todos pensar un provincia más conveniente", indicó.

Adolfo Trípodi de la Federación Económica de Mendoza acotó: "es útil en tanto exista una auténtica vocación de escuchar y elaborar un plan de acción y de ejecutarlo".

Comentá la nota