Un escenario reñido

El senador ironizó sobre la encuesta del socialismo que habla de un empate técnico entre él y Giustiniani, pero después admitió que se puede dar una elección "bastante pareja".
Carlos Reutemann tomó con cierta ironía la encuesta de la Casa Gris que anunció un "empate técnico" entre él y su rival del Frente Progresista, Rubén Giustiniani, en las elecciones del 28 de junio, pero admitió que la puja electoral puede ser reñida, a pesar de que otros sondeos de consultoras porteñas -cercanas al peronismo anti K le asignan una ventaja superior a los diez puntos sobre el socialista. "Es probable que la elección sea pareja, pero esto lo vamos a saber el 28", dijo Lole, en su paso por el parque industrial de Sauce Viejo, donde asistió a la inauguración de una moderna planta impresora de diarios, propiedad de Clarín y El Litoral. En el acto también participaron Binner y Giustiniani, entre otros, pero no hubo cruces políticos, todo transcurrió en el plano institucional.

Las preguntas a Reutemann apuntaron al trabajo de Nora Ventroni, la encuestadora más cercana a Binner y directora de Opinión Pública e Indicadores de la provincia, que reveló que Giustiniani había emparejado la intención de voto de Lole y hasta lo superaba por casi un punto, lo que está dentro de los márgenes de error. El sondeo fue defendido por el propio gobernador, su secretario de Comunicación Social, Rubén Galassi y el jefe del bloque de diputados del Frente Progresista, Raúl Lamberto, entre otros. "¿Usted cree que hay un empate técnico?", le preguntaron a Binner. "Yo creo que sí. Nosotros conocemos otras encuestas que están en el mismo sentido", dijo el gobernador. Y agregó: "Encuestas se han hecho siempre. Y de las encuestas que he tenido acceso hay verdaderamente un empate técnico".

El jueves, cuando llegaba al parque industrial de Sauce Viejo, Reutemann se topó con la primera sobre la encuesta de Ventroni. "¿Es cierto que están palo a palo con Giustiniani, como dice el gobierno?", le planteó un colega de LT9.

¿Eso dice el gobierno? -ironizó Lole . Bueno, eso se va a resolver el 28 de junio cuando se produzca el acto electoral, la verdad que no le puedo decir... Yo participé de muchas campañas y hay que someterse a la voluntad popular. No hay otra cosa -contestó.

Más tarde, el mismo interrogante se volvió a plantear, pero Reutemann respondió en otro tono. "Yo desconfío en las encuestas porque Santa Fe es una provincia compleja, difícil, con muchísimas realidades diferentes. Hay 362 poblaciones. Es muy difícil de encuestar. Pero, bueno, hay gente especializada, profesionales, que debo respetar, porque la conocen y porque la encuestan. Pero es una provincia compleja".

-Se habla de una elección pareja. ¿Cómo cree que se va a dar?

-Es probable que así sea, pareja, es probable. Pero también es una elección parlamentaria. Las elecciones parlamentarias nacionales no han generado tanta expectativa. No es una elección para (cargos) ejecutivos, a las que la gente le presta mucho más atención. Esta es una elección parlamentaria que en años anteriores pasó desapercibida, pero que a partir del conflicto con el campo, los votos en el Congreso de la Nación cuentan y mucho.

-Usted ganó las elecciones anteriores por un amplio margen. ¿Cree que esta elección será igual? -insistió otra colega.

-No le puedo decir. No se lo puedo asegurar. Ojalá tuviera la bola de cristal- bromeó Reutemann.

-¿Bajó el nivel de virulencia de la campaña?

-Yo nunca fui un tipo agresivo ni virulento. Me conocen desde el '91 cuando ingresé a la política. Yo nunca ataqué a nadie, ni nunca le hablé a nadie para nos digan algo a favor o en contra. Me parece que la campaña agresiva arrancó del otro lado.

-Y ahora se va a cruzar con Binner.

-El es gobernador y yo soy senador, institucionalmente no hay ningún problema. Yo soy senador de Santa Fe y él tiene dos o tres cartas mías que le mandé, diciendo que siempre estoy a disposición de la provincia, para ayudar a Santa Fe. Eso es lo institucional. Ahora, en lo personal, es otra cosa.

-¿Hay hecho alguna lectura de los números (fiscales) de la provincia?

-Es una cuestión que la están siguiendo mucho desde la Legislatura. Hay una o dos personas que siguen los números, contando las costillas. Según la auditoría (que hizo la Auditoría General de la Nación, al 10 de diciembre de 2007), la provincia tenía un estado económico de una realidad, mientras que hoy, por lo que comenta o lo que anuncia oficialmente el gobierno, los números ponen a Santa Fe en una situación totalmente diferente. Pero no tengo precisiones y números exactos, que sí manejan las personas que siguen el tema.

-¿Esto se produce por una caída de la recaudación o por la crisis económica?

-Puede ser. Puede ser también que haya aumentado mucho el gasto público. Eso tiene muchas alternativas.

-Y en su campaña ¿cómo encuentra el ánimo de la gente?

-No es el mejor. Santa Fe arrastra un conflicto desde hace un año largo en el corazón de la provincia que es la producción- concluyó Reutemann.

Comentá la nota