El escenario poselectoral dejó al descubierto las promesas incumplidas.

El ministro Oporto prometió en plena campaña terminar la obra de la escuela técnica y no cumplió, y entregó celulares a escuelas rurales que no funcionan por falta de pago del gobierno provincial.
En la oportunidad, y ante dos alumnos del colegio industrial quienes le entregaron un petitorio, Oporto se comprometió a realizar en los días subsiguientes los aportes que faltan para terminar la obra en el colegio que está paralizada.

El escenario poselectoral dejó al descubierto las mentiras de la campaña. El ministro Oporto prometió en plena campaña terminar la obra de la escuela técnica y no cumplió, y entregó celulares a escuelas rurales que no funcionan por falta de pago del gobierno provincial. En la oportunidad, y ante dos alumnos del colegio industrial quienes le entregaron un petitorio, Oporto se comprometió a realizar en los días subsiguientes los aportes que faltan para terminar la obra en el colegio que está paralizada. A un más de un mes de aquella promesa, los aportes oficiales nunca llegaron. Por otra parte, el gobierno, pese al discurso oficial, no envía desde febrero los aportes para el centro de recuperación de adictos.

Comentá la nota