Escenario Político Gutiérrez, aún no se decide a mostrar la partitura que quiere para Quilmes

La gestión pública es como una orquesta. Muchos escenarios ciudadanos, con distintos intereses y expectativas, esperando ser integrados por una misma administración. También se podría decir que se trata de muchos funcionarios, bajo una única batuta que interpreta una obra preferida.
Lejos de las notas estridentes o las ligeras fusas o semifusas, Gutiérrez parece aliado a las redondas y los silencios. Así la administración quilmeña transcurre las semanas sin definir orientaciones, aunque de tanto en tanto y aún a pesar de su persistencia en el silencio y la penumbra, sorprende con el rugido a mandíbula abierta de un león, en medio del pianísimo de los violines.

La agenda de la ciudad tiene esta semana varias vidrieras para recorrer. Aún a riesgo de quedarnos demasiado entretenidos en alguna de ellas, podemos disponernos a caminar juntos, cuestiones que directa o indirectamente apuntan a afectar la vida diaria de nuestro pago chico; vaya pago chico con sus 600 mil habitantes, ubicado a tan sólo 20 minutos del obelisco de Buenos Aires.

NACIONES UNIDAS Y PAPELERA QUILMES

El escaparate mayor esta semana aparece ocupado por la Asamblea General de Naciones Unidas, donde la Argentina, entre otros, estará debatiendo cuestiones relativas al calentamiento global y al desarme.

Calentamiento global, emisión de gases con efecto invernadero, cuidado de los recursos naturales, y de pronto, llegamos a Solano; lugar dónde la Papelera Quilmes, clausurada por la Justicia, está ofreciendo un inesperado concierto compuesto por obras de la más fina disonancia, bajo la inexcusable batuta del Estado nacional y municipal.

Durante la semana que concluyó tuvimos al secretario de la Producción de nuestra Comuna, tocando un solo de confesiones de diván, dónde nos contó a todos los ciudadanos, que el Estado sabe y es conciente que la papelera arroja sus líquidos negros sin tratar, a las aguas del Arroyo las Piedras. Impresionante.

MIRA...ESTA DESNUDO

Totalmente transpirado y despeinado, el interprete de tamaño exabrupto discordante con la legalidad que juró desempeñar con lealtad y patriotismo, retomó su lugar entre los demás músicos, sin advertir que en realidad lo que más le cautivó al público, fueron sus atributos en presentación al desnudo.

Ese mismo día, el mismo secretario Robledo ofreció otro solo de altísima verdulería, ¿peluquería era?, ante el mismísimo Juez Arias.

Como si lo estuviera desafiando, el funcionario municipal integrante del directorio de la Papelera le propuso al Juez que atiende una denuncia por contaminación de los vecinos lindantes a la empresa, dejar de lado la acción de la Justicia y someter el entredicho a una consulta popular. Desde el otro lado del escritorio, el violonchelo mayor le advirtió que lo haría desalojar de la sala de inmediato si continuaba con esa música; a lo que el funcionario respondió, saliendo con su música a otra parte.

LA FANTASIA COMO RECURSO

Hay momentos en que un paseo de compras puede resultar una suficiente fantasía como para tolerar los niveles de disparate que aparecen en la escena pública.

El sentido común ciudadano se tapa los oídos por como desafina que funcionario público, en lugar de rendir cuentas por la falta de un plan de remediación de las cuestiones ambientales de la Papelera, se confiese sin prejuicios que se está envenenando las aguas del Arroyo Las Piedras. Como si se pudiera evitar el ridículo, por más que se estén defendiendo 700 puestos de trabajo en la pastera.

Es como esperar que la ciudadanía, en nombre de la causa más honorable, tolere de buen grado y sin desintegrarse, al funcionario que se confiesa coimero a la hora de firmar un contrato desde el Estado; comprador de humo con dineros públicos, un traficador de influencias o directamente un ladrón.

En una sociedad que se quiera preservar, un policía no puede justificar en la seguridad pública o en el esclarecimiento de un crimen, situaciones de abuso hacia los presos. Así como Estados Unidos, no puede justificar en la lucha contra el terrorismo, las cárceles de Guantánamo.

EL SIGA SIGA DEL INTENDENTE

El silencio de Francisco Gutiérrez ante tamaños errores políticos en serie, sin duda no ayudan para nada a la construcción del bien común en la ciudad. Se trata de funcionarios, buena gente , que no viven en Quilmes, no tienen sus relaciones en la ciudad, sus familias no transitan nuestras calles, y tampoco les molestaría demasiado que su futuro inmediato continuara en otro lugar.

En el caso de Guillermo Robledo, estamos ante un hombre con posiciones políticas de fondo, que se exhiben más radicalizadas que las de cualquier expresión progresista europea; que no tiene una gestión conocida desde la cartera de Producción favoreciendo por ejemplo, la creación de empleo genuino en el Distrito.

FORMAS DE VER AL ESTADO

Son posiciones que se acercan al socialismo del siglo XXI, pero que nunca fueron expuestas ante la ciudadanía quilmeña con claridad y tampoco fueron parte de la plataforma electoral de las dos elecciones en las que Gutiérrez ganó últimamente. Proponer ante un Juez la convocatoria a un Referedum para saldar una controversia ya judicializada, es una manera de mirar. Volviendo a la figura de la orquesta podemos señalar que estas posiciones políticas de fondo no aclaradas, tarde o temprano, desafinan o provocan des-concierto .

Ante el silencio del Intendente, cabe analizar la posibilidad que Robledo en realidad, esté expresando lo que su amigo Gutiérrez piensa como más provechoso para defender los intereses de los quilmeños.

Aunque al día de hoy, resulte legítimo pensar que estemos ante el director de una orquesta que aún no ha mostrado la partitura que quiere tocar.

VIEJOS DEBATES EN NUEVOS ESCENARIOS

La idea de que el Estado de derecho actual está para defender a los poderosos en contra de los más débiles, no es nueva. Fue parte de lo que discutía en las universidades al comienzo de los años 70.

La militancia juvenil de aquella época tenía mucho de éste sentir revolucionario, que apuntaba a cambiar el orden establecido.

Tampoco es nueva la idea que toda crítica a la acción de un funcionario público, es hecha para desestabilizarlo y perjudicar a la Patria.

Gutiérrez, formado en el gremio metalúrgico, emblema de la empresa privada, nunca planteó éste ideario en público y mucho menos a la hora de buscar los votos para ganar una elección. Desde el primer momento, se mostró comprometido con la eficiencia del Estado como actor social, el respeto hacia la pluralidad de ideas, y la libertad de expresión.

Sin embargo, buena parte de la perplejidad que provoca el día a día de su gestión o la orientación que se adivina para su gobierno, quizás terminen siendo explicadas por la historia, con algunos de los elementos que hoy señalamos como desafinando.

EL SILENCIO COMO TRAICIÓN POLÍTICA

Lo ilegítimo es el silencio, la acción sin explicación; porque se percibe como traición política frente a distintas expectativas.

El uso de los dineros y las políticas públicas sin una comunicación diaria que apunte, no sólo a cumplir con la obligación formal de dar a conocer los actos del gobierno sino, mucho más que eso; el desafío es orientar el debate público en un mundo plagado de incertidumbres, y generar consensos en torno a las grandes orientaciones del Estado municipal que alimenten la confianza.

En Occidente, dónde la libertad sigue siendo el valor más relevante, la confianza pública en el gobierno sigue siendo la clave para el desarrollo de las distintas expresiones de la ciudad. Sin confianza tampoco hay inversión ni empleo. En los países dónde se priorizó la igualdad, por sobre la libertad, el sistema también se vino abajo junto a la cortina de hierro.

Se buscó la igualdad, pero sin libertad de prensa, sin libertad gremial, sin libertad de asociación, entre otras muchas. No parece que Gutiérrez, anclado en el sindicalismo argentino, pueda sostener en Quilmes políticas que pongan a un plesbicito popular, por sobre la autoridad de un Juez. O que pongan a una publicación oficial como La Hoja, por sobre la pluralidad de la prensa.

Gutiérrez es un hombre nacido a la sombra de la lucha por la libertad sindical, dentro de empresas que compiten el mercado, local e internacional. Y dentro de la vida gremial, su tarea tuvo que apuntar por la igualdad entre los trabajadores.

LA PUJA ENTRE LIBERTAD E IGUALDAD

En el último tramo de nuestra caminata, mirando vidrieras de hoy, digamos que la Presidenta Cristina estará participando esta misma semana de la reunión del grupo del G-20. Los países más industrializados del planeta en ése marco, estarán discutiendo políticas que apunten a remediar las insoportables desafinaciones de las políticas de mercado, que produjeron el más estruendozo conciertazo en fuga, que se registre en la historia moderna, aún mayor a la gigantesca crisis de los años 30, que terminó condicionando nada menos que dos guerras mundiales.

El paradigma de la libertad sin igualdad se cayó a pedazos, el día que el Estado norteamericano tuvo que poner dinero en las empresas de seguros y en los bancos para evitar su bancarrota.

El paradigma de la igualdad sin libertad ya había sucumbido, como alternativa viable para el mundo globalizado, más allá de la heroica del gobierno y el ciudadano de Cuba. El debate en el mundo actual apunta a definir cuál es el rol del Estado que preserva la libertad que reclaman las sociedades, achicando la brecha en materia de la escandalosa desigualdad que recorre el mundo entero.

China sostiene un gobierno a dos velocidades, en ciertas regiones socialismo de Estado cerrado, en otras, economía de mercado controlada.

CHAVEZ PREDICA Y TIENE LOS VOTOS

En América el debate está servido. Estados Unidos, discute todo. Venezuela nacionaliza empresas y medios de comunicación, en nombre de la igualdad. Todo esto, en medio de un torbellino de debates en los distintos países.

La diferencia entre la Venezuela de Chávez y el Quilmes de Gutiérrez, está justamente en el silencio. Chávez, predica y tiene los votos en respuesta a su trabajo diario. Con Néstor y Cristina Kirchner pasa exactamente lo mismo. Chávez, avanza en políticas opinables, pero a la hora de las votaciones tiene los votos en las urnas de los barrios, no así ni en Quilmes, ni en la Argentina de hoy.

Este es el momento de la historia del mundo, dónde usted y yo, estimado amigo lector, preferimos el banco de una plaza para distraernos en el intervalo del concierto que nos toca presenciar, pochoclo y gaseosa en mano, al comienzo del siglo XXI.

Recuadro

Hablemos algo de la prensa

Hablando de la tarea de la prensa, pocas veces como en éstos días, el desempeño de los medios de comunicación ha estado tan presente en el debate público. Al respecto, seis aportes:

1.- No hay medios de prensa privados sin una empresa metida en el mercado de la oferta y la demanda. Eso es capitalismo. Aquí y en cualquier rincón del planeta.

2.- En los países dónde se prioriza la libertad, por sobre la igualdad, los medios de prensa se financias con la venta de sus ejemplares, o de la publicidad. Ya sea oficial o privada.

3.- Las noticias terminan siendo redactadas y priorizadas por la subjetividad de una persona, profesional en la materia, que decide. Si se equivoca mucho el medio se funde, porque la gente no le cree y lo abandona.

4.- La garantía de la sociedad está en la pluralidad de medios y en esto la tecnología ha hecho una contribución fenomenal.

5.- La otra clave está en la otra punta del camino, que es el acceso a las fuentes de información en manos del Estado.

6.- En los países dónde se prioriza la igualdad, aún por sobre la libertad, se ahoga la libertad de prensa, y es el Estado el que toma a su cargo los medios de comunicación y los financia con dineros públicos.

En este escenario, tampoco es posible acceder a la información en manos del Estado.

Comentá la nota