El escenario negociador que propone el gobierno es la aprobación de dos PAF

De concretarse ese anhelo de la administración provincial, dijo el gobernador, se estaría en condiciones de dar el aumento del 13,5% en los haberes estatales. Se busca desactivar la traba que impuso el arco opositor en la Legislatura para dar el aval al Plan de Asistencia Financiera.
La posición que adoptó el Gobierno provincial a partir de los condicionamientos expuestos por la oposición para tratar el PAF resultó superadora de cualquier planteo cuando el titular del Ejecutivo, Arturo Colombi, anticipó a los legisladores oficialistas que podrá afrontar un aumento salarial del 13,5 por ciento para los empleados públicos provinciales solamente si Corrientes recibe "el dinero de los dos PAF, el de 2008 y el de 2009".

El gobernador buscó así desactivar cualquier especulación o falsa expectativa que desde la oposición pudiera generarse en torno de las posibilidades financieras de elevar los salarios a niveles estratosféricos en un contexto de crisis donde la provincia, como empleadora, aparece mucho más sólida que un sector privado donde se expulsa mano de obra o se reducen salarios.

Arturo marcó el terreno del debate en horas de la siesta del martes, al término del encuentro que mantuvo con diputados del Frente de Todos, a quienes explicó el único escenario viable para definir una recomposición salarial el año que viene al indicar que las proyecciones económicas de Corrientes permitirían un aumento solamente si ingresasen a las arcas locales los recursos de los Programas de Asistencia Financiera del año que finaliza y del próximo.

El propio gobernador, en declaraciones a la Dirección de Información Pública, advirtió que "la posición gubernamental fue expuesta con claridad a los legisladores de la oposición por nuestros representantes en el Parlamento, para que sepan que nuestra meta es avanzar con los índices salariales que fijó la Nación para los estatales: 13,5 por ciento que cumpliremos en tanto se den los dos PAF, no solamente el que estamos esperando desde mayo de este año".

Remarcó el titular del Ejecutivo que "salir a prometer cosas que no se pueden planificar sería una irresponsabilidad de nuestra parte, implicaría entrar en un terreno de imprevisibilidad financiera que nos haría desperdiciar los esfuerzos que durante tres años hicimos para mantener a la provincia en un ámbito de prolijidad administrativa que nos permitió sortear cualquier escollo sin contratiempos en el pago de sueldos o la prestación de servicios".

"Si los legisladores de la oposición estudian cuál es la realidad que le aguarda a la Nación el año próximo, con una crisis internacional donde se prevén descensos en las exportaciones y caídas en la recaudación federal, verían que Corrientes es fuerte para enfrentar ese tipo de problemas y que no pueden desperdiciar esa fortaleza con exigencias que están fuera de toda lógica", señaló el gobernador.

Para Arturo, debería producirse naturalmente la aprobación del Programa de Financiamiento Ordenado de 2008 y, de esa forma, se perfilaría el terreno de las negociaciones para que la Nación cumpla con firmar el PAF 2009 en tiempo y forma. "Solamente de esa forma podríamos avanzar con una mejora salarial del 13,5 por ciento, que es el parámetro que fijó la Nación para recomponer los sueldos del sector público el año que viene", añadió.

IMPUNIDAD, PUNTO INNEGOCIABLE

Otro punto que el gobernador recalcó a los legisladores del Frente de Todos fue el de la negativa rotunda del Ejecutivo a negociar con la oposición sobre la base de leyes de impunidad como la reclamada por el Partido Nuevo para abrirle camino a su líder hacia una candidatura imposible, en virtud de fallos judiciales vigentes.

"De entrada dejé en claro a los diputados que ni siquiera íbamos a hablar de ese tema, que era innegociable una cuestión de impunidad para una persona y exigimos que eso quedara de lado como condición para sentarnos a conversar; es decir que nosotros Gobierno dejamos afuera el tema, no la oposición", remarcó el jefe del Poder Ejecutivo.

Para el gobernador, si la oposición analizase los temas legislativos con criterios lógicos "no habría argumentos para frenar la aprobación del PAF y las condiciones están dadas para que la homologación se convierta en un hecho".

Comentá la nota