Escenario Judicial ALERTA: Sin un adecuado servicio de Justicia no hay democracia posible.

(Escribe Raúl David Caballero). Hablar del servicio de Justicia en la ciudad, es referirnos directamente a la inseguridad real y a la sensación de inseguridad que se refleja directamente en la situación que se vive en cada familia, diariamente.
Entre las miles y miles de causas penales que se ventilan en el Distrito, llegadas aún desde Berazategui y Varela, algunas cobran alguna notoriedad por tratarse de cuestiones de interés público.

Estamos hablando de personas detenidas, procesadas, condenadas. De causas de gatillo fácil, de homicidios, secuestros, robos en gran escala, estafas. Delincuentes principiantes y de los otros. De drogas. En fin, una realidad que viene perturbando a la sociedad en forma creciente.

El criterio de los Jueces, otro tema. Que aplica con dureza o suavidad el código, que los detenidos entran por una puerta y salen por la otra. Que los Fiscales dejan en libertad personas denunciadas por teléfono, en conversación directa con la Policía. Dentro de éste universo de conflictos, se reiteran los reclamos por condenas leves o demoradas; por lentitud, por parálisis de distintas causas y entre todo ello, las madres del dolor y el ciudadano de a pie; buscando eso, Justicia.

De entre todo el universo de causas penales que se tramitan en Quilmes, hay denuncias que apuntan a funcionarios públicos, hay hechos ocurridos en ámbitos públicos; una fue la que se llamó Causa Freezer .

LA IMPORTANCIA DE LA JUSTICIA

Repasar el desempeño de los Tribunales en distintos episodios que cobran interés público, termina resultando una forma de entender el entramado de un Poder de la Nación clave, en nuestra actual forma de convivencia. Sin Justicia, no hay verdad y sin verdad no hay libertad.

NUEVO CAPITULO DE UNA LARGA HISTORIA

Hubo en Quilmes una macabra historia de horror y muerte, que incluye la posible desaparición de un ciudadano boliviano, que integró a funcionarios públicos y policías. Como lo aconseja el Estado de Derecho, finalmente el caso llegó a la Justicia para su investigación.

Con la firma de cuatro funcionarios judiciales, Gustavo Farina, Martín Nolfi, Diana Alimonti y Alvarez Sagarra; a 45 días que ésta Justicia inició el proceso de investigación se truncó abruptamente y se sepultó: El hecho nunca existió, definieron los cuatro.

DENUNCIATE DENUNCIADA

Ahora, el Fiscal Jorge Saizar se dispone a abrir paso para que la denunciante, se explique en juicio oral. Sospecha que Gladys Perez, pudo haber inventado una historia de horror y muerte deliberadamente, para perjudicar al último intendente quilmeño. Por otra parte y como cruda coincidencia, el mismo Juez de Garantías Martín Nolfi, que sepultó aquella horrorosa investigación, aparece ahora dispuesto a hacerle justicia a quién pasó de denunciante a denunciada.

CONTRASTE I

Que la denunciante de un funcionario pase a ser denunciada, sería muy normal, si el mismo celo esclarecedor acompañara a las investigaciones que afectan a otros funcionarios alcanzados por denuncias en cuestiones de interés público.

Sin embargo, y aún dejando expresamente de lado la última administración municipal, vale recordar que al día de hoy, no se ha celebrado el Juicio Oral que ventile la causa de las contrataciones a empresas fantasmas en manos de personas indigentes en tiempos en que Geronés, Batallés y Coloma, administraban los dineros de la ciudad. Hoy, pasados por lo menos seis años, no se sabe si son culpables o inocentes.

CONTRASTE II

Igualmente, que la denunciante de un funcionario pase a ser la denunciada, sería muy normal si, la actuación Judicial durante la investigación original hubiera dejado signos de seriedad y apego a la ley, como para despejar todas la dudas públicas que surgen del relato conocido.

O lo que es peor aún, todo sería normal si no hubiera dado lugar a vislumbrar posibles favores que justifiquen un cierre abrupto e inesperado de toda la frondosa investigación en marcha.

En un hecho sin precedentes, 45 días después de haberla iniciado, los funcionarios judiciales cerraron definitivamente aquella investigación, dejando muchos cabos sueltos, entre muchos otros, el entrecruzamiento de las llamadas telefónicas durante esa noche; que en aquel momento era todavía posible.

En otro orden, también quedó cerrada la investigación sobre el desempeño de los funcionarios judiciales, pedida ante la Corte Provincial. Nunca se pudo confirmar si acaso se abrió tal investigación.

Todo ocurrió luego de una conocida intervención pública del por entonces Ministro del Interior, y de las principales figuras del Colegio de Abogados local.

QUE ESTA EN JUEGO

Lo ocurrido se puede sintetizar así: Legítimos intereses particulares, aparecen operando desde centros de poder de la democracia, aplicados a abortar una investigación penal y lo logran. ¿Eso cómo se llama?

Y en estos días, el propio Ministro de Justicia de la Nación, aparece merodeando la embestida judicial contra la ciudadana que hizo, lo que se espera que hagamos todos, en un Estado de Derecho.

Concurrió a la Justicia, pidiendo el esclarecimiento de hechos que dice haber presenciado. Qué mensaje está dando el sistema imperante; acaso la vecina debió elegir otro camino: ¿Con su marido muerto y la sospecha de un muerto desaparecido, hubiera tenido que vivir en el silencio?; ¿Esa es la sociedad que queremos?

QUE ESTA EN JUEGO II

Este caso se torna especialmente delicado, porque parece querer dejar sentado un precedente muy negativo en materia de construcción de una ciudadanía madura. La Justicia aparece bailando al compás de la música que le llega desde otra parte. Un fallo Judicial se transforma así, en una herramienta de protección hacia cierto sector de interés por sobre el resto. Ahí ya no hay más Justicia, habrá que llamarla de otro modo; claro que tampoco hay más libertad.

Eso pasa en Quilmes.

La ciudadana que denuncia al poderoso, ahora perseguida desde la misma Justicia y con el mismo Juez a la cabeza. Se trata de una figura muy complicada de tolerar para el conjunto de la sociedad.

QUE ESTA EN JUEGO III

Una mirada más amplia sobre el correr de los acontecimientos que enfrenta el capítulo penal del Departamento Judicial Quilmes, desnuda las enormes dificultades que enfrenta en general, a la hora de brindar un adecuado servicio de Justicia. Hay criterios imperantes que, desde el interés de la ciudadanía, no están dando buenos resultados.

Al cierre de la semana pasada, doce jueces, integrantes de distintos tribunales orales, se quejaron por escrito ante la Corte Provincial, por la lentitud de funcionamiento del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2.

QUE ESTA EN JUEGO IV

La síntesis del absurdo que comentamos, será el día que llegue este Juicio oral. Gladys Perez, Julio Giménez declarando, en calidad de acusados y quienes estuvieron alcanzados por sus relatos, en el papel de acusadores.

Suena a mucho.

Pérez, volviendo sobre los pormenores de su relato estremecedor, Gimenez volviendo a hacer los mismos dibujos que le hizo al Fiscal Farina, relatando lo que dijo haber visto aquella noche. ¿Se imagina el estupor en la Sala cuando vuelvan a aparecer los mismos nombres? ¿Se reabrirá la investigación original?

Por otra parte, el delito de la falsa denuncia sobre la presunta muerte y posterior desaparición de una persona, no contempla precisamente una condena benigna, como para esperar claudicaciones infantiles.

Para quienes se encuentran comprometidos en la construcción de una sociedad que pretenda vivir en libertad, tamaña tergiversación de los acontecimientos, provoca alarma. Y alarma como para tocar pito público.

QUE ESTA EN JUEGO V

Detrás de ésta escena cargada de manipulaciones y sospechosas determinaciones judiciales, hay una Justicia que por un lado, no se controla así misma, ni acepta control social rindiendo cuentas en público. Esto sigue ocurriendo a pesar que cada uno de éstos vecinos privilegiados por un cargo de por vida, cobran un buen salario que surge del bolsillo de los contribuyentes.

Permanecen como escondidos detrás de cristales opacados por desempeños dudosos. Mientras una sociedad socialmente muy castigada, los observa, cada vez más inquieta.

EL PAPEL DE LA VERDAD

Otro capítulo lo continuará escribiendo la verdad de lo que pasó aquel 31 de diciembre de 2003. La verdad, en cualquiera de sus rostros y circunstancias, se cuida sola. Esa verdad buscará abrirse paso, en cuanta instancia tenga oportunidad. En ése sentido, la presencia del tema, otra vez abierto en la consideración pública y judicial, representa una oportunidad.

Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario, eso está claro en el marco legal argentino. Para quienes hayan creído la historia relatada en forma concordante por Gladis Perez y por Julio Giménez, es la Justicia la que está en falta, al haber fracasado en su tarea de asignar responsabilidades. Si siquiera pudo destinar tiempo y energías para agotar las líneas de investigación.

LAS MISMAS IDEAS, OTRA TRINCHERA

Por otra parte, más allá que en éste caso se trate de un vecino que durante su breve paso por el poder, alentó ideales de intolerancia y represión hacia otros, es razonable y esperable que como cualquier otro imputado en una causa dura, una vez logrado un fallo absolutorio en firme, trate de separarse de aquel escenario poniéndose en víctima de una supuesta falsa denuncia . No hay abogado, Fiscal o Magistrado que pueda sorprenderse por eso.

Claro que resulta algo totalmente distinto que el mismo Juez, que no investigó a satisfacción la denuncia original, sea el responsable ahora sí, de probar esta nueva situación. ¿Cómo se explica que el Juez Nolfi no se haya excusado, no bien tomó contacto con las actuaciones?

CIUDADO CON LAS CONVICCIONES

Para redondear éste aporte, resta citar que aunque parezca ajeno a la cultura dominante y a la forma de pensar más extendida; hoy en día hay personas dispuestas a ir a la cárcel por un cuadro como éste donde una verdad, se choca con una Justicia que claudicó.

Siempre hubo éste tipo de personas.

En general fueron las que más aportaron a la hora de cambiar el orden asfixiante de las cosas y de los regímenes más opresores. Una lucha no violenta contra la impunidad.

A LA JUSTICIA SE LA RECLAMA

Si la Justicia penal quilmeña abandona el apego a las garantías constitucionales en materia de transparencia e igualdad ante la ley, nuestros Fiscales y Jueces, habrán abandonado el Estado de Derecho para pasar a atribuirse su uso discrecional. A éste le hacemos éste favor; a aquel otro éste otro, dicen. Ese día le habrán sacado la venda a la señora que porta una balanza con dos platillos y los quilmeños vivirenos en libertad condicional.

Con el resultado de las últimas elecciones en Quilmes en la mano, resulta evidente que la sociedad quilmeña no esta dispuesta a tolerar el abuso.

Siete de cada diez votos, le dijeron NO, a la reelección del que quiso imponer un régimen que pisoteaba otros muchos derechos esenciales de los ciudadanos. Parece que estamos ante las mismas ideas sólo que impulsadas desde otra trinchera. La pregunta es: ¿A costa de qué buscarán imponerse?

Final: Será cuestión de estar alerta.

Las calles fueron y serán el mejor escenario dónde el ciudadano de a pie, puede expresar sus reclamos. Podemos ir pensando; qué hacer y cómo hacerlo.

Lo peor es la indiferencia o el silencio.

Comentá la nota