Un escenario que no imaginaba Binner

La asamblea computó los votos de 27.630 docentes de la provincia que eligieron entre diferentes mociones, pero más de 25 mil apoyaron medidas de fuerza por más de 24 horas. "Fue una votación realmente muy importante", dijo Alesso a Rosario/12.
Una votación masiva de 27.630 maestros santafesinos escaló ayer el conflicto docente hacia un escenario que el gobierno de Hermes Binner no imaginaba. La asamblea provincial de Amsafé aprobó un plan de lucha de cuatro días de paro: el jueves y viernes de la semana próxima y el martes y miércoles de la siguiente. Y una marcha a la plaza de Mayo, frente a la Casa Gris, para el mismo jueves, en demanda de un aumento salarial de emergencia antes de fin de año. "Esto refleja el malestar y el enojo de los maestros ante la falta de respuestas del gobierno", dijo la secretaria general del gremio, Sonia Alesso. "Creemos que hay falta una voluntad de diálogo sincero y honesto" para buscar una salida al reclamo.

La asamblea computó los votos de 27 mil 630 docentes de la provincia que eligieron entre diferentes mociones, pero más de 25 mil apoyaron medidas de fuerza por más de 24 horas. "Fue una votación realmente muy importante", dijo Alesso a Rosario/12.

El resultado explicó no refleja otra cosa que "el malestar de los docentes al no encontrar respuestas a las demandas. La negativa del gobierno a sentarse siquiera a discutir o anunciar por los medios cada una de las cosas que iba a plantear en el marco de la paritaria en vez de sentarse a dialogar" caldearon los ánimos.

"En ese sentido, nosotros creemos que hay una falta de voluntad de diálogo sincero y honesto con los maestros. El gobierno no escuchó este reclamo y hasta lo ha minimizado. Incluso, respondió a un paro contundente y a una movilización (al ministerio de Educación) con una solicitada, como ya nos tenían acostumbrados otros gobiernos anteriores. Entonces, esto provocó mucho malestar, sobre todo la falta de respuestas", agregó.

¿En los maestros hay sólo malestar o también hay enojo? preguntó Rosario/12.

Yo creo que hay enojo. Eso se planteó en la asamblea. Muchos tenían expectativas que este gobierno escuchara, que pudiera haber diálogo ante este reclamo, y en cambio, la única respuesta fue siempre la negativa contestó.

Alesso explicó también la bronca docente en las promesas de campaña de Binner. "Mucho tiene que ver con lo que se prometió en la campaña con respecto a la educación. Nosotros hemos planteado la necesidad de jerarquizar la tarea docente, que se reconozca en el salario de los maestros la función que cumplen y este es un tema que no se ha tenido en cuenta", apuntó.

"Los maestros esperaban que el gobierno reflexionara, que hiciera una propuesta. Hubo una expectativa hasta el último día de la paritaria para que apareciera una propuesta concreta. No la hubo y entonces este es el resultado", dijo. Y sugirió "tomar nota de esta votación docente, implica que es un reclamo legítimo que deberían atenderse y que no nos hayan escuchado en las reuniones paritarias generó mayor malestar en los maestros".

El delegado de Amsafé La Capital, Oscar Lozeco, dijo que el jueves esperaba una movilización masiva a la plaza de Mayo. "Es necesario que todos los maestros de la ciudad no se queden en su casa sino que estén en la plaza reclamando y exigiendo que el gobierno modifique su política y atienda el reclamo de los maestros que es justo. Y nosotros, los dirigentes, les decimos a la sociedad que no estamos pensando en cuántos días hay de paro que hacer, sino que pensamos en cuál es la salida al conflicto", precisó.

En la asamblea, varios delegados denunciaron un mail anónimo que centenares de maestros de toda la provincia recibieron en su casilla de correo electrónico, atribuido a supuestos "Docentes santafesinos" que proponían "suspender las medidas de fuerza" y "retrotraer la situación al inicio del conflicto" y "sostener el diálogo en la Comisión Paritaria, sin medidas de acción directa", entre otras cuestiones. "Es un hecho que no tiene antecedentes", dijo uno de los denunciantes al señalar que detrás de la operación había alguna mano oficial. Y agregó: "Ningún gobierno ha sido tan grosero y burdo".

Comentá la nota