Escenario Electoral Con el espacio K dividido, el gutierrismo deberá emplearse al máximo para un resultado que, igual lo obligará a negociar

El escenario muestra que ha quedando atrás el objetivo de la actual administración de obtener un triunfo categórico, expresado en ocho bancas, originalmente planteado por el Intendente Gutiérrez. En su último discurso frente a los suyos, insistió con la posibilidad de tener siente escaños, aunque el tono de la arenga relavitizó el valor de la frase.

Teniendo en cuenta que, después del 10 de diciembre el oficialismo retiene sólo dos bancas propias, la necesidad de una cosecha importante de votos sonaba imprescindible. Claro que para lograrlo, hubiera hecho falta la presencia de muchos partidos en la contienda, con pocos de ellos en condiciones de cruzar el piso necesario para acceder a alguna banca. Ese no es el caso, donde se muestran cuatro fuerzas aspirando a ser protagonistas, dos en condiciones objetivas de alzarse con el triunfo: Veamos.

GUTIERREZ EL GANADOR NATURAL

El ganador natural, es sin duda la fuerza que gobierna el distrito. El otro agazapado que puede dar la sorpresa es el properonismo, que aprovechando que en lo local el voto K, va dividido, termine dando el batacazo. Eso, sería un batacazo.

A poco menos de dos meses de las elecciones de mitad de mandato, en Quilmes, se presenta un cuadro especialmente interesante. Cuando se inicia la semana de las definiciones en materia de candidaturas, de modo que aún no se puede evaluar el peso efectivo que los candidatos locales puedan tener sobre el electorado, la consulta se muestra por demás interesante.

CINCO PROTAGONISTAS

Son cinco los grandes competidores con peso propio en la tenida. El oficialismo quilmeño y el anibalismo por dentro del espacio K; el otro es el properonismo, un cuarto actor con pretensiones lleva los colores de la Coalisión Cívica y finalmente el grupo de partidos políticos que no llegarán a cruzar el piso para lograr una representación en el Deliberante.

Comentá la nota