Un escenario distinto rumbo hacia 2011

Los resultados de las elecciones de concejales del domingo sorprendieron a medias. Algunas encuestas habían preanunciado el resultado, se esperaba una reñida compulsa entre el MPN y UNE, lo que no se esperaba era que dos de las listas minoritarias ingresaran al Concejo Deliberante y le quitasen una banca a los tres primeros partidos.
Los comicios del domingo cambiaron la composición del Deliberante capitalino: el MPN perdió dos bancas de las cinco que estaban en juego, el UNE duplicó la cantidad de concejales y sumó dos, lo mismo que había logrado en 2007.

A través de la coalición oficialista, la UCR perdió un edil de los dos que tiene, y el PJ logró retener su banca. Y la lista sigue. Por primera vez, el partido Recrear tendrá dos concejales en el recinto; en tanto, Libres del Sur mantendrá su lugar, al menos, por cuatro años más.

Un cambio importante vivirá el Deliberante el próximo año, UNE se convertirá en la segunda minoría. Con la llegada del secretario de Gobierno, Mariano Mansilla, las cosas cambiarán radicalmente ya que será el responsable de un bloque que contará con cuatro votos, promete dar batalla y ya cargó las tintas contra su mayor rival en la campaña, el MPN, y contra los ediles de Recrear, Marcelo Bermúdez y Leandro López.

El abogado no perderá tiempo en el Deliberante, y ya está pensando en el 2011. Seguramente su banca en el Concejo será el lugar desde donde armará su estrategia para las próximas elecciones.

El MPN tendrá ocho concejales, los mismos que tiene desde que Ramón Muñoz abandonó el bloque y se convirtió en un aliado del oficialismo.

Si bien para ellos la elección no fue la que esperaban, seguirán con la misma cantidad de ediles que cuentan actualmente, con la diferencia que podrán especular, a veces, con los dos votos de Recrear si las cosas se mantienen como en los últimos meses de este año.

Pero como todo es dinámico en este Deliberante capitalino, los votos del partido liderado por Bermúdez no están asegurados para nadie. Recrear se convertirá en la vedette del 2010, ya que tanto el oficialismo como el MPN disputarán por esos dos votos necesarios para lograr una mayoría absoluta.

Mercedes Lamarca, de Libres del Sur, fue otra de las ganadoras de estas elecciones, logró mantener su banca con un discurso de campaña que se diferenció del resto. Durante todos estos años, Lamarca siempre estuvo más cerca de UNE, junto a su par Alejandra Barragán, y también fue una fiel compañera del oficialismo, jamás se la vio cerca del MPN. Habrá que ver si el próximo año con la fuerza que adquirirá UNE en el recinto, la líder de Libres del Sur prefiere sumarse a este equipo, al del oficialismo, o buscar un camino que la transforme en un partido independiente y necesario para el resto de los bloques, quienes intentarán aliarse para cumplir con los objetivos de cada uno en 2010.

Las bancas ya se repartieron, el próximo 10 de diciembre el cambio se hará sentir en el Deliberante y promete ser un año de debates y contrapuntos. Será distinto, y comenzará a marcar el rumbo hacia el 2011.

Un dato poco simpático del domingo fue la poca afluencia de votantes. Y también alarmante, un tema que obliga a los dirigentes a analizar esta realidad de cara a los próximos comicios.

El voto es el derecho que tienen todos los ciudadanos para decidir sobre el futuro de sus gobiernos, un deber moral que no fue respetado, y eso sí resulta preocupante.

Comentá la nota