El escenario de crisis desa celera la construcción en Formosa y ya se habla de bajar el ritmo de trabajo.

La construcción en Formosa no está pasando por su mejor momento, y pese a los esfuerzos de empresas locales, desde la filial Formosa de la Cámara Argentina de la Construcción no pudieron negar que la desaceleración en el sector es un hecho y que las empresas se debaten entre dejar cesantes o no a sus obreros.
Si bien no sería el caso de todas, habría varias obras públicas a las que le bajarán el ritmo de trabajo.

Rubén Darío Di Martino, de la Cámara Argentina de la Construcción, filial Formosa, habló sobre el panorama provincial y los esfuerzos que se hacen para hacer frente a una crisis que no da señales de retroceso y tampoco se vislumbra a corto o mediano plazo que la cosa cambie.

"Después del crecimiento sostenido que experimentó en los últimos años la construcción, ahora se están dando claros signos de una desaceleración", dijo en Radio Uno Formosa, Di Martino.

"Más allá de las causas, el perfil de organización, riesgo y negocios de las empresas más allá de su tamaño se están modificando en estos momentos, ya que cada una afronta con una estrategia diferente la nueva coyuntura, es por ello que estamos trabajando en gestión para que ayuden a las empresas de Formosa", sostuvo el empresario.

Obra pública

Sobre la obra pública, el referente de la CAC indicó que conjuntamente con el gobierno y sus distintos organismos se "están regularizando o se están haciendo nuevos planes para ejecución de obras teniendo en cuenta el ritmo con el que veníamos anteriormente, y estamos realizando una estrategia en común", al consultársele si es que les han pedido que bajen los ritmos de las obras indicó: "Si por supuesto, por una cuestión de inversión, porque es plata que no está llegando como antes, pero sólo en algunos casos, en otros casos se están priorizando construcciones en escuelas, centros de salud y hospitales, es por ello que depende mucho de la tipología de las obras y las necesidades del gobierno, no es lo mismo una obra que recién se inicia con una obra que está en un 80 u 90 %, en esos casos se trata de terminar cuanto antes para darle la posibilidad de que funcionen esas obras, en caso de escuelas, hospitales o centros de salud", indicó.

Ya al hablar sobre las licitaciones en marcha, Di Martino señaló: "Las licitaciones que se hicieron en el nuevo plan que se había anunciado a principio de año con la presidenta, se licitaron 1250 viviendas, y creo que están en grado de avance su gestión para cuanto antes firmar los contratos para el inicio de las mismas", dijo.

Empleo

Al hablar sobre los efectos negativos de la crisis y el parate en la construcción y la medida en que afecta la fuente laboral de los trabajadores, dijo que "buscamos los mecanismos necesarios para minimizar el impacto de la crisis dentro del empleo, a sabiendas de la contención social que la construcción genera, todavía no podemos dimensionar el impacto que ha producido el bajar los ritmos, pero en la toma de empleo ha disminuido.

Nosotros estuvimos en el Consejo Federal de la Cámara de Construcción y se hablaba entre un 15 y un 20 % en el NEA, la provincia que más ha sufrido es Corrientes, nosotros estamos en un orden de un 15 a 17%, esos son los valores que hemos analizado en el Consejo Federal", consideró.

Panorama electoral

Al tener cerca las elecciones y teniendo en cuenta la actual situación de la construcción y cómo ve el futuro después de las elecciones, Di Martino indicó: "Hay un escenario nacional, donde estamos insertos, ha disminuido la obra privada, teniendo una incidencia del 75% y eso ha mermado notablemente y producto de ello es que se está hablando de un lanzamiento de créditos a la clase media para tratar de solventar lo que ha disminuido en esa franja".

Asimismo, remarcó: "Pero todavía no tenemos los datos precios, la presidenta va anunciar el día 26, pero se están hablando en créditos de largo plazo que rondan con tazas en un 14% a 20%, trabajando con algún ente intermedio se agilizaría mucho más el crédito para las empresas, pero la gente está más preocupada por conservar el empleo y no piensa en endeudarse, por eso el producto de todos estos planes son muy difíciles de que se lleven a cabo, pero somos optimistas, y la construcción no es parte del problema sino de la solución y seguiremos trabajando para ello", consideró.

Inversión que se cumple

Sin embargo, minimizó la problemática al decir que "nosotros tenemos que entender que nuestra provincia tiene un plan de inversión que se está cumpliendo, lo anunciaba el ministro de Planificación con obras de infraestructura muy importantes, son inversiones internacionales que están en proceso de ejecución, y si bien vamos a perder el deterioro de los plazos de ejecución, las empresas estamos preparadas para ello y lo importante es conservar el cuadro dentro de las mismas, que es lo que estamos haciendo", finalizó.

Comentá la nota