Escenario El anibalismo se baja

A pesar del llamado del partido justicialista, a que los dirigentes encabecen las listas de concejales para reunir fuerzas a favor del proyecto kirchnerista, Aníbal Fernández, se distanció de la posibilidad de integrarse a la lista del justicialismo local.

En la práctica significa que en cuanto a Quilmes, dejó a su gente en libertad de acción. (Esta mañana algunos recordaban su referencia a que faltan 30 días para el cierre de las listas, viendo en esa frase la posibilidad de que el sector presente una lista colectora en lo local).

En un discurso muy moderado, un Aníbal Fernández amigable pareció querer presentarse, en primera persona, como la contracara de la última experiencia anibalo-villordista.

Ante los funcionarios y referentes de aquella espantosa noche institucional con contornos filo-nazis, el ministro dijo no estar de acuerdo con la gestión Gutiérrez. En un párrafo aparte, se lamentó que su agrupación haya perdido el control del gobierno local.

Sin presentar disculpas públicas por lo del mejor intendente de los últimos 50 años, el ministro alentó a los suyos a trabajar para recuperar el distrito en el 2011. El local partidario ubicado sobre la calle Morel, estuvo colmado de referentes y dirigentes del sector. Los organizadores estimaron en alrededor de 400 asistentes.

Comentá la nota