Escenario abierto

De sostenerse el actual escenario político provincial, desde el advenimiento de la democracia en 1983, dentro de dos años será la primera vez que en una elección para gobernador competirán tres partidos, casi con las mismas chances de quedarse con el poder.
Al menos este es el panorama que dejó el veredicto de las urnas en las últimas elecciones legislativas. El Frente Cívico, el radicalismo y el peronismo, en ese orden por cantidad de votos obtenidos en el tramo para senadores nacionales, terminaron separados por escasos cinco puntos.

Es cierto que en los últimos comicios para gobernador ya compitieron estos tres partidos. Pero, por sus diferencias internas, el radicalismo llegó a aquellas elecciones con nulas chances de quedarse con la victoria.

Un escenario abierto alienta a que, a dos años de los comicios, haya casi una decena de aspirantes a suceder al gobernador Juan Schiaretti. El radicalismo y el PJ llegarán a 2011 con la responsabilidad de haberse repartido la administración de la provincia durante los últimos 27 años. Esta situación es, en cierto modo, una ventaja y también una carga: Córdoba es una provincia endeudada y dependiente de la Nación. Pero, por ejercer el poder durante tanto tiempo, ambos partidos cuentan con el beneficio de tener consolidada su inserción en todo el territorio.

Juez, seguramente se va a presentar como la opción de cambio a las fuerzas tradicionales. Aunque también deberá dar explicaciones por su gestión en la Capital. Los tres partidos llegarán con chances y con cuentas por rendir.

Comentá la nota