Escasa adhesión al paro docente

Una nueva jornada de paro docente fue llevada a cabo ayer según lo dispuesto por ADOSAC en el plenario realizado el viernes pasado en Puerto Santa Cruz.

Si bien tuvo escaso acatamiento, fue notoria la inasistencia de alumnos, que se presume, se debe más al temor de los padres por el aumento de casos sospechosos de influenza A H1N1.

Según lo acordado por ADOSAC reunido el viernes pasado en Puerto Santa Cruz, se cumplió hoy la primera jornada de paro por 24 horas, mientras que continúa el 1 de julio con idéntica metodología.

Fuentes oficiales informaron que el acatamiento es cada vez menor, registrándose en esta capital apenas un 12 % mientras que contabilizando a toda la provincia no supera el 19% de adhesión.

Como es costumbre los números que reportan desde el gremio docente difiere del suministrado por el CPE, por ello el medio se comunicó con Mariana Benavides, Secretaria general de la filial Río Gallegos quien informó que según ellos el porcentaje en esta ciudad fue de un 20%, desconociendo los números del interior. En este sentido la docente indicó también que siguen esperando que se abra el diálogo y que por ello realizaron antes de ayer un debate público en la EGB 10 en la que contaban con la presencia de padres y representantes del Gobierno, sin embargo de estos últimos no asistió ninguno y el único que se excusó fue el diputado Eugenio Quiroga mediante una carta en la que explicó los motivos de su ausencia. La docente finalizó diciendo que "seguimos sosteniendo la firme postura en cuanto a las exigencias planteadas de incremento salarial por que el presupuesto que los diputados firmaron sin verificar, así lo posibilita".

Las ausencias

Lo curioso del día de paro docente es que los grandes ausentes en los establecimientos fueron esta vez los alumnos. Tan es así, que tras un relevamiento realizado por Magna FM por distintas escuelas, fue sorprendente tomar conocimiento del gran número de inasistencias estudiantiles, a lo que algunos directivos argumentaron además de la ola de frío que azota a la ciudad, el creciente número de casos sospechosos de influenza A H1N1 de niños en edad escolar. En el caso particular de la escuela Nº1 y en comunicación con directivos de la misma, se confirmó no sólo la falta de muchos alumnos sino también de 11 docentes que presentaron carpeta médica por tener síntomas propios de una gripe estacional. Los directivos informaron también que ante la pandemia de gripe porcina se han extremado las medidas de precaución en cuanto a la higiene de los distintos sectores del establecimiento, precisando además que ante la presencia de algún síntoma gripal en algunos de los niños es remitido inmediatamente a su casa a modo de precaución.

Borselli

Para tomar un conocimiento más certero, Prensa Libre se comunicó por la tarde con Roberto Borselli, Presidente del CPE quien se refirió al paro docente y a la inasistencia de los alumnos en algunos establecimientos.

El titular del Consejo precisó los números del acatamiento informando que se trata del índice más bajo que se ha registrado, siendo de apenas un 12% en Río Gallegos y casi un 19% en toda la provincia, notando que en la zona norte siempre es mayor el porcentaje de maestros que se pliegan al paro.

Por otra parte agregó que si bien se han detectado algunas ausencias de alumnos, es normal en esta época del año por la proliferación de la gripe estacional, a lo que hay que agregar las inclemencias del clima. Finalizando precisó que "no hay que temer por los casos sospechosos crecientes de influenza A H1N1 porque desde el CPE se están tomando todas las medidas necesarias para evitar su propagación y los docentes fueron puestos al tanto de los pasos a seguir, sumando también que se están aportando los elementos necesarios para la correcta higiene de todas las escuelas"

Comentá la nota