Los escándalos que marcaron a la provincia

El de ayer no es, ni por asomo, el primer hecho dramático que sacude a esta provincia en el contexto de la siempre descarnada lucha por el poder. Familias que se quiebran y sociedades que se rearman luego de peleas irreconciliables, son una constante en la historia política provincial. Una historia con 17 intervenciones federales, 54 interventores, escándalos de corrupción, violencia y peleas entre clanes que parecen no tener fin.
Durante la primera parte del siglo XX, los fundadores de la UCR y el PJ tuvieron serios problemas en esta tierra de rebeldía. Hipólito Yrigoyen intervino Corrientes en 1917 para minar el poder conservador y, 30 años más tarde, Juan Perón se sacó de encima al único gobernador opositor, en este caso de signo radical.

Entre 1991 y 1993, Carlos Menem envió a Francisco Durañona y Vedia, Claudia Bello e Ideler Tonelli para evitar rebeliones, aunque en el medio el radical Noel Breard (hoy hombre de confianza de Arturo Colombi) estuvo a un voto de ser gobernador. El elector Ramón Tabaré Bruzzo se fugó y abrió el camino a Raúl "Tato" Romero Feris, que llegó al poder en 1993 y se enfrentó con su hermano José Antonio, gobernador entre 1983 y 1987.

Juzgado y condenado por hechos de corrupción, "Tato" Romero Feris cedió el poder a Pedro Braillard Poccard (hoy candidato a vice de Ricardo Colombi), que renunció dos años después, acosado por una crisis económica y social. Dos gobernadores a la vez convencieron a Fernando de la Rúa de intervenir la provincia en 1999. Tiros en el puente con Chaco y dos muertes fueron el precio para la vuelta de la normalidad, con el triunfo electoral de Ricardo Colombi, en 2001.

Comentá la nota